Artista, visionaria y, para algunos, culpable del fin de Los Beatles. Así es la vida actual de Yoko Ono a los 87 años.

La viuda de John Lennon tiene una vejez complicada ya que una enfermedad (que todavía no ha trascendido) hace que sea dependiente las veinticuatro horas del día. Mientras su mente responde audaz y creativa como siempre, su cuerpo no tiene la misma capacidad.

Yoko Ono lleva años en silla de ruedas y con asistencia constante. No es inválida por completo pero el dolor y las dificultades que tiene para andar son tan grandes que en contadas ocasiones se incorpora con la ayuda de su hijo Sean Lennon o de un andador.

La vida de esta mujer de mundo, que creía en una realidad sin límites ni fronteras se reduce hoy a la extensión de su propio apartamento. Según recoge Vanity Fair, Yoko apenas sale de su piso en el emblemático Dakota Building neoyorquino y es allí donde pasa los días a sus casi 90 años.

Hace tres años Yoko Ono ganó el Centennial Song, un premio que otorga la Asociación Nacional de Editores de Música. Ya en aquella ocasión su hijo Sean la acompañó en el escenario empujado su silla de ruedas dejando sorprendidos a muchos de los asistentes a la gala. En su discurso de agradecimiento Yoko dio las gracias por su situación actual: “He aprendido mucho con esta enfermedad. Estoy agradecida por haber pasado por esto. Gracias, gracias, gracias, gracias”, dijo.

Desde aquel entonces, en 2017, hemos podido ver a Yoko Ono en muy contadas ocasiones. Aquel año en una marcha feminista y en 2018 en un acto en memoria de su amado John Lennon que tuvo lugar en Liverpool.

Carly Simon (pregnant) Yoko Ono James Taylor and John Lennon; circa 1960; New York. (Photo by Art Zelin/Getty Images)
Yoko Ono y John Lennon siempre unidos (Photo by Art Zelin/Getty Images)

A pesar de su debilidad física, Yoko no ha perdido ninguna facultad mental y sigue al mando de su patrimonio y de sus distintos negocios. Ono ha ido vendiendo algunas propiedades a lo largo de los años y es que, a los 87 años, ya es hora de ganar en liquidez, quizá, para su hijo.

En 2017 vendió un edificio entero en West Village que había adquirido allá por 1988 y en 2013 vendió el ático de su hijo Sean cuando este marchó y lo hizo por ocho millones de euros. The post recoge que su fortuna puede rondar los 750 millones de euros además de que posee varias propiedades carísimas en Manhattan y también varios terrenos en Delaware.

Su entorno asegura que sigue siendo avispada e ingeniosa como siempre lo ha sido y también muy amiga de sus amigos, de hecho, sí celebro su cumpleaños en una fiesta a la que acudieron sus treinta personas más allegadas y, según recogió The Post, estaban presentes la cantante Cyndi Lauper, su hija Kyoko y el co-fundador de la revista Rolling Stone, Jann Wenner, entre otros.

Yoko nació en 1933 y se casó con Lennon en 1969, ha sido una artista muy reconocida en el arte de vanguardia y una mujer de éxito que nunca quedó a la sombra, ni tampoco eclipsó, a uno de los mejores músicos de la historia.