Asunción, 14 ago (EFE).- Miles de manifestantes de la oposición paraguaya marcharon este miércoles por el centro de Asunción para exigir la dimisión del Gobierno por la firma de un acta con Brasil de compra de energía a la represa de Itaipú, un día antes de que el presidente, Mario Abdo Benítez, cumpla su primer año en el cargo.

El grito de “¡Juicio político!” fue el más escuchado durante toda la marcha y también el más repetido en las pancartas de los asistentes, que solicitan la destitución de Abdo Benítez y del vicepresidente, Hugo Velázquez, a los que acusan de haber traicionado a la patria con esa acta y de haber cedido a los intereses del presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

De hecho, otro de los cánticos contra el mandatario paraguayo fue “Marito brasilero”, por su supuesta implicación en la suscripción de esa acta con Brasil, que establecía un cronograma de compra de energía hasta 2022, y que no fue conocida por la ciudadanía hasta julio de este año, a pesar de haberse firmado en mayo.

Para la oposición, ese documento, en su opinión perjudicial para el Paraguay, es motivo para que el presidente y su número dos abandonen el poder mediante la ejecución de un juicio político, intención que el Partido Liberal (PLRA), el principal de la oposición, se encargó de materializar con la entrega de un libelo acusatorio en el Congreso.

El líder del PLRA, Efraín Alegre, acudió también a la manifestación para exigir “juicio político y elecciones”, como dijo a los medios en una céntrica plaza de Asunción donde arrancó la manifestación.

Alegre hizo evaluación de este primer año de Abdo Benítez, su rival en las elecciones generales de abril de 2018, y señaló que lo único salvable de su gestión era que los paraguayos hayan “descubierto esta traición a la patria”.

“Que los paraguayos y paraguayas tomemos conocimiento de que, una vez más, nos estaban traicionando y estaban entregando nuestros derechos a Brasil, los mismos pillos y peajeros de siempre”, señaló Alegre, parafraseando a Abdo Benítez, que utilizó los términos “pillos” y “peajeros” para referirse al aprovechamiento de Paraguay de la energía de Itaipú.

El líder del PLRA aseguró que en el Congreso ya suman votos para sacar adelante el juicio político, a pesar de que para ello necesitarían el respaldo de Honor Colorado, del expresidente Horacio Cartes (2013-2018), un movimiento interno del gobernante Partido Colorado que la semana pasada ya mostró y escenificó su unidad con Colorado Añetete, la rama de Abdo Benítez.

Desde el Frente Guasu, la formación opositora liderada por el expresidente Fernando Lugo (2008-2012), también se unieron a la marcha y al pedido de juicio político.

El representante del Frente Guasu en el Parlasur, Ricardo Canese, insistió en la necesidad de que haya “un nuevo Gobierno”, y recalcó que detrás de este pedido no existe “ningún oportunismo”, sino una defensa de los intereses nacionales.

“Todo el mundo esta de acuerdo en que tiene que haber elecciones porque, lamentablemente, el presidente de la República se comprometió en defender los intereses del señor Bolsonaro. Entonces, ¿cómo podemos mantener al presidente de la República que ha defendido e intentado justificar (el acta) y hasta ahora tiene todavía una postura claudicantes?”, comentó Canese a la prensa.

Después de cerca de dos horas congregados en la plaza, los manifestantes comenzaron a marchar con sus pancartas y banderas paraguayas por el centro de Asunción hasta llegar al Panteón de los Héroes.

A la movilización ciudadana, también se unieron otros políticos de la oposición como los senadores Víctor Ríos (PLRA), Carlos Filizzola o Hugo Richer (ambos del Frente Guasu).

La oposición paraguaya no se contenta con la anulación del acta con Brasil y la destitución de altos cargos del Gobierno, así como cambios en el Consejo de Administración de la parte paraguaya de Itaipú.

Su intención es sacar adelante el juicio político al Ejecutivo paraguayo, que de momento ha conseguido asegurarse el respaldo de Honor Colorado para frenar el pedido de la oposición si llega a tratarse en el Congreso.

La filtración del documento generó una crisis interna en el Gobierno a unas semanas de cumplirse su primer aniversario al frente del país. EFE

(c) Agencia EFE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here