La muerte de un menor eleva a siete las víctimas del dengue en Paraguay desde enero

Asunción, 31 may (EFE).- Un niño de 11 años es la última víctima mortal a causa del dengue en Paraguay, confirmada este viernes por las autoridades sanitarias, con lo que suman 7 los fallecidos por esa enfermedad desde enero pasado y 4.457 los casos registrados.

El menor falleció el pasado 21 de mayo en la ciudad de Eusebio Ayala, departamento de Cordillera (centro), tras presentar los síntomas de la enfermedad, transmitida por el mosquito Aedes Aegypti cuya incidencia afecta a la capital y 14 departamentos del país, según el Ministerio de Salud Pública.

Las otras seis muertes por dengue registradas hasta la fecha se produjeron, dos de ellas en el departamento de Alto Paraná (sureste), que concentra el mayor número de afectados, 1.637 personas, el 36,7 % del total.

Otros dos decesos se registraron en el departamento de Amambay (este), el segundo con mayor afección, con 1.120 casos, el 25,1 %, en tanto que los otros dos fallecimientos se produjeron en los departamentos de Caaguazú y Central, ambos en el centro del país.

Además, los departamentos de Caaguazú y Guairá registraron 351 y 257 casos respectivamente, mientras que Itapúa reportó 254; Canindeyú, 227; Asunción, 218; Central, 166; Concepción, 56; Cordillera, 51 y Paraguarí, 44.

Entre las regiones menos afectadas San Pedro anotó 28 casos; Caazapá, 19; Presidente Hayes, 18 y Boquerón, un solo enfermo.

Ñeembucú en el sur y Alto Paraguay en el norte no registraron ningún caso de dengue este año.

Pese al elevado número de infectados -en la última semana se contabilizaron 450 nuevos casos, un 12 % más- la cartera sanitaria considera que se trata de una epidemia de “intensidad moderada” que espera remita en las próximas semanas con la llegada del invierno austral.

En un comunicado, señala que la proliferación del insecto vector se ha visto favorecida en los últimos meses por las intensas lluvias y el leve descenso de las temperaturas que, para que su población disminuya, deberían caer por debajo de los 8º centígrados.

La institución alerta de una posible “saturación de los servicios de salud” por la combinación entre el aumento del dengue y el de la gripe, típico del otoño, por lo que insiste a la ciudadanía a que elimine los criaderos de mosquitos, eliminando todos los objetos que puedan almacenar agua y mantener limpios patios y jardines.

El mosquito Aedes Aegypti también es transmisor de los virus del zika y el chikunguña, del que este año se han contabilizado 39 casos, 8 en la última semana, la mayoría en Paraguarí, Alto Paraná y Central, con 17, 10 y 9 afectados cada uno.

El Ministerio de Salud no registró ningún caso de zika.

Paraguay sufrió en 2013 la peor epidemia de dengue de su historia, con 150.000 casos y 252 muertos en un país de cerca de 7 millones de habitantes.

(c) Agencia EFE