BUENOS AIRES, 14 sep (Reuters) – La “tasa de positividad” de coronavirus de Argentina, la cantidad de infecciones diarias del total de pruebas realizadas, ha superado el 50%, un indicio de que todavía falta para que el país sudamericano pueda controlar el virus.

Los datos del Ministerio de Salud del lunes mostraron que el país realizó 17.955 pruebas el día anterior y registró 9.056 casos confirmados de COVID-19, o una proporción de positivos del 50,4%, una de las más altas del mundo.

Argentina, que fue una de las historias de éxito de la región en un principio tras una estricta cuarentena en marzo, ha visto como han crecido las infecciones en los últimos meses, primero en Buenos Aires y sus alrededores, y luego en otras provincias.

El país, que ha estado tratando de reactivar una economía fuertemente golpeada, ha informado un total de 555.537 casos confirmados y con 11.412 muertes.

La proporción de infecciones diarias respecto a las pruebas había estado alrededor del 40% desde principios de agosto, pero no había superado el 50% hasta el domingo. Otros países de la región, como Bolivia y México, también tienen tasas positivas altas.

América Latina es la región con el mayor número de casos y muertes por coronavirus del mundo, lo que ha golpeado a la economía regional, empujando a millones a la pobreza.

(Reporte de Adam Jourdan. Traducido por Eliana Raszewski; Editado por Walter Bianchi y Javier López de Lérida)