OTTAWA – Las autoridades japonesas podrían permitir que las personas en cuarentena a bordo del crucero Diamond Princess cerca de Tokio, donde 12 canadienses han contraído el nuevo coronavirus, desembarquen y terminen su aislamiento en tierra.

Los 3.500 pasajeros en el barco han estado en cuarentena desde la semana pasada, y hasta ahora 218 han dado positivo por la enfermedad, que la Organización Mundial de la Salud ha denominado COVID-19.

El ministro de Asuntos Exteriores, Francois-Philippe Champagne, dice que es la mayor concentración de casos confirmados fuera de China continental.

Champagne dice que los equipos de respuesta a emergencias y los funcionarios consulares están en Japón para asegurarse de que los canadienses reciban la ayuda que necesitan, incluida la capacidad de contactar a sus familias en casa.

Canadá también ha enviado funcionarios de salud a Japón para coordinarse con las autoridades locales de salud pública.

Champagne dice que aproximadamente 250 canadienses en otro barco frente a la costa de Camboya han dado negativo por el coronavirus y serán devueltos a Canadá a expensas de la línea de cruceros.