BRASILIA, 24 mayo (Reuters) – El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, renunciará si sus ambiciosos planes para modificar el sistema de seguridad social del país se moderan para convertirlos en una “pequeña reforma”, dijo el viernes en una entrevista publicada en el sitio web de la revista Veja.

“Tomaré un avión y viviré en el extranjero. Tengo edad suficiente para jubilarme”, dijo Guedes, según el reporte. “Si no reformamos, Brasil se incendiará. Será un caos en el sector público”, aseguró, pronosticando que Brasil podría quebrar en 2020.

Guedes, quien es visto como el cerebro económico del gobierno del presidente Jair Bolsonaro, ha tomado la iniciativa de promover la reforma de pensiones, pero con resultados mixtos.

La propuesta sigue siendo impopular entre los brasileños comunes y todavía necesita obtener apoyo de políticos en Brasilia para salir adelante.

Tras la publicación, el presidente Jair Bolsonaro instó a los legisladores a no modificar la propuesta de pensiones, con la que se busca ahorrar al Estado 1,237 billones de reales (307.000 millones de dólares) en una década, por mayores contribuciones y menor gasto.

En la entrevista con Veja, Guedes reconoció que hay espacio para la negociación, lo que podría reducir los ahorros a 800.000 millones de reales, pero advirtió de que cualquier monto menor provocaría su salida.