LONDRES, 22 JULIO (AP) — Gran Bretaña ofrecerá otorgar la ciudadanía a los residentes de Hong Kong a partir de enero del año entrante, anunció el miércoles el gobierno británico, en una medida que enfureció a China.

“El anuncio hecho hoy refleja que el Reino Unido está cumpliendo su palabra: no nos quedaremos de brazos cruzados ante lo que está pasando en Hong Kong y no eludiremos nuestra responsabilidad histórica hacia su pueblo”, declaró el secretario de relaciones exteriores Dominic Raab.

En un comunicado, el Ministerio del Interior de Gran Bretaña informó que los portadores de pasaportes de Nacionales Británicos en el Exterior y sus familiares inmediatos podrán ir a Gran Bretaña para estudiar o trabajar. El Ministerio del Interior es la oficina del gobierno británico responsable de inmigración, seguridad nacional y orden público.

El cambio en las normas migratorias fue presentado luego de que el gobierno chino impuso una dura ley de seguridad nacional en Hong Kong.

Gran Bretaña anunció a inicios de julio que conferiría derechos de residencia a hasta 3 millones de personas elegibles en Hong Kong, afirmando que ello era su responsabilidad hacia su antigua colonia a raíz de la imposición de la ley china.

Actualmente, los hongkoneses pueden ingresar al Reino Unido y permanecer por seis meses sin necesidad de visa. Tendrán ahora el derecho de vivir y trabajar en el país por cinco años. Después de eso podrán solicitar la residencia y después, la ciudadanía.

Los hongkoneses elegibles podrán participar en el mercado laboral británico independientemente de sus aptitudes y sin un salario mínimo exigido, pero no podrán recibir asistencia pública.

En la década de 1980 el Reino Unido aprobó un tipo limitado de ciudadanía británica para las personas con vínculos con Hong Kong. Esos pasaportes no confieren automáticamente la ciudadanía británica ni el derecho a vivir y trabajar en Gran Bretaña, pero sí a la asistencia consular británica en el extranjero.