WASHINGTON (AP) — El gobierno del presidente Donald Trump ordenó la imposición de nuevas restricciones a ciudadanos estadounidenses para viajar a Cuba, entre ellas la prohibición de muchas formas de viajes educativos y recreativos.

En una declaración emitida el martes, el Departamento del Tesoro precisó que Estados Unidos ya no permitirá que haya viajes grupales a la isla con fines educativos y culturales conocidos como “de pueblo a pueblo”.

Miles de ciudadanos estadounidenses han utilizado esos viajes “de pueblo a pueblo” para visitar la isla, incluso antes de que Estados Unidos restableciera relaciones formales con el gobierno comunista en diciembre de 2014.

El Tesoro agregó que también negará permisos para aviones y barcos privados y corporativos.

El gobierno alega que las medidas son una respuesta a lo que calificó como el “papel desestabilizador” de Cuba en el continente americano, como su apoyo al gobierno del presidente Nicolás Maduro en Venezuela.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here