WASHINGTON (Reuters) – El gobierno del presidente Donald Trump acelerará el despliegue de cientos de agentes en la frontera sur de Estados Unidos y ampliará la política de retorno a México de migrantes que buscan asilo, dijo el lunes la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

La agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos anunció antes una nueva distribución de 750 funcionarios para procesar una oleada de familias migrantes que ingresó a Estados Unidos la semana pasada.

Seguridad Nacional también “expandirá inmediatamente” la política por la que se devuelve a ciudadanos centroamericanos a México, mientras esperan la tramitación de sus solicitudes de asilo, en “cientos de migrantes adicionales por día sobre la cantidad actual”, dijo Nielsen en un comunicado.