Miami, 18 ene (EFE News).- La prepotencia, el desinterés y que no se sepan la letra son algunos de los aspectos que Luis Fonsi, Carlos Vives, Wisin y Alejandra Guzmán no perdonan como “coaches” en la edición en español de La Voz US, el programa televisivo que este domingo inaugura su segunda temporada en Estados Unidos.

Los artistas, “coaches” por segunda vez de la edición en español del programa, y que en múltiples ocasiones y en varios países se han desempeñados como entrenadores, fueron tajantes durante una entrevista con Efe.

“Que no se sepa la canción”, dijo Guzmán ante la pregunta de dónde está la línea roja que jamás debe pasar cualquiera que se presente a una competencia de canto.

Wisin fue más fuerte: “La prepotencia. Hay mucha gente que es talentosa y sabe que lo es y viene con la actitud de que va a ganar sí o sí”, dijo por su parte el reguetonero puertorriqueño, que ya lleva dos décadas de éxito.

“A veces no solo es el talento lo que hace que tú llegues lejos. La humildad te hace crecer, te hace aprender”, remarcó.

El coautor en intérprete de “Despacito”, Luis Fonsi, indicó que lo que no perdona al concursante es “no tener ganas de aprender algo nuevo”.

“En realidad yo creo que hay que aprender cosas nuevas todos los días. Pero siempre hay que tener los pies en la tierra y tener ganas de probar algo nuevo”, remarcó Fonsi.

El colombiano Vives, que escuchaba la conversación este viernes durante la entrevista previa al estreno, en las instalaciones de Telemundo en Miami, anotó: “concuerdo con todo lo que dijeron mis compañeros”.

El popular programa de concurso de cantantes trae cambios esta temporada, como el retorno de concursantes eliminados a la competencia final y otorgar más poder al público, entre otras sorpresas que por el momento rechazaron revelar los cuatro “coaches”.

Entre los cuatro tienen cerca de una veintena de participaciones en competencias del mismo estilo en países como México, España, Argentina y Colombia.

“Nos ha pasado tener que trabajar con personas que piensan que saben más que uno y nos hacen trabajar con las manos atadas”, agregó el cantautor boricua mientras su colega Carlos Vives afirmaba que sus compañeros tenían razón, y Guzmán movía la cabeza de un lado a otro lamentando la “soberbia” de algunos.

Los reconocidos artistas aseguraron que el secreto detrás de su vigencia es seguir aprendiendo, tanto profesional como personalmente.

Ante la pregunta de qué es lo último aprendieron, Guzmán respondió que “un nuevo paso de ballet”.

La cantante lleva décadas practicando esta disciplina de la danza, algo que incluye entre una de las cosas que más disfruta en su vida.

Por su parte, Wisin habló de lo que había experimentado durante un reciente trabajo con su colega mexicano Mario Domm, el compositor, pianista y cantante del dueto mexicano Camila.

“Esa combinación de talento y alma noble (de Domm) es el secreto de su éxito, de hacer tantas cosas. Esa combinación es increíble. Un saludo a Mario Domm, lo quiero mucho”, dijo el artista, quien también forma parte de un dúo con su compatriota y compadre Yandel.

Vives destacó las lecciones que ha recibido de “los héroes anónimos. Gente que no es famoso, que no es conocida y que se levantan todos los días a servir, a ayudar a los demás. Ellos me enseñan a ser mejor persona”, acotó.

“Para mi nuevo disco estoy trabajando, a la hora de escribir las canciones, con diferentes compositores de diferentes géneros, de diferentes idiomas y como compositor estoy aprendiendo mucho”, indicó el cantautor colombiano.

Wisin lo aplaudió por sus esfuerzos, por “atar” diferentes estilos musicales, creando “una de las canciones más importantes de la historia”, en referencia a “Despacito”, que coescribió con la panameña Erika Ender. También lo felicitó por el rap de Daddy Yankee, en formato de reguetón pop.

Los veteranos artistas, quienes afirmaron que los programas de concurso vocales son “un vehículo” para que la gente hable de música en casa y se “conecten en familia” con las canciones que han emocionado a diferentes generaciones, demostraron una vez más que el vínculo que exhiben en La Voz US es verdadero.

“No quiero hacer una entrevista más sin ustedes”, dijo Fonsi después de que la conversación se transformó en una mezcla de chistes, bromas y alabanzas conjuntas.

Aun así, cuando regresaron al tema del programa dejaron claro que harán todo lo posible por ganar.

Volver al concurso significó el primer trabajo profesional de Guzmán y de Fonsi tras duros momentos personales.

La cantante mexicana fue operada de emergencia la semana pasada, mientras que el puertorriqueño está de duelo por la muerte de su suegro el 1 de enero.

En la primera temporada de La Voz US triunfó la puertorriqueña Jeidimar Ríos, del equipo de Fonsi. El entrenador aseguró que volverá a ganar. Mientras tanto, los otros “coaches” prometieron hacer “de todo” para impedirlo.

(c) Agencia EFE