El directorio del Fondo Monetario Internacional aprobó un desembolso de US$7.600 millones para Argentina después de completar la segunda revisión de la línea de crédito de US$56.000 millones que el país acordó con el organismo.

Con esto la nación ha recibido aproximadamente la mitad del monto total desde que ambas partes anunciaran su acuerdo inicial en junio. Argentina obtendrá gran parte del resto, unos US$22.000 millones, en 2019 y recibirá cantidades más pequeñas en 2020 y 2021.

Los líderes del FMI terminaron la revisión dos meses y medio después de que las autoridades argentinas implementaran una nueva política monetaria y acordaran acelerar los recortes de gastos para alcanzar un equilibrio fiscal en 2019.

“Hay indicios tempranos de que el programa de reforma económica rediseñado, incluido un nuevo marco de política monetaria, está dando resultados. Sin embargo, la economía argentina aún se está contrayendo y se mantiene vulnerable a los cambios de perspectivas del mercado”, señaló en un comunicado el primer subdirector gerente del FMI, David Lipton. El fondo aún considera que Argentina comenzará a recuperarse en el segundo trimestre de 2019.

Desde el 1 de octubre, el banco central ha congelado la cantidad de pesos en circulación para reducir la inflación e implementó una banda cambiaria para estabilizar la moneda. En ese período el peso ha repuntado un 7,8 %, uno de los mejores desempeños entre los mercados emergentes, y la inflación anota dos meses consecutivos en descenso.

Pese a las buenas cifras recientes el peso ha caído un 51 % en lo que va del año, mientras que la inflación se encamina a alcanzar el 47 % en diciembre, según una encuesta a economistas de la autoridad monetaria.

Argentina buscó la ayuda del FMI en mayo cuando los inversores comenzaron a desertar y el peso registró mínimos históricos. Luego de que la divisa se desplomara en agosto después de exhibir ganancias en julio, el presidente Mauricio Macri pidió al fondo renegociar el convenio para acelerar los desembolsos y aumentar la línea de crédito. A fines de septiembre, Argentina y el FMI llegaron a un acuerdo modificado en virtud del cual el país implementó las nuevas políticas económicas.

El próximo desembolso del FMI, si se aprueba, será en marzo por unosUS$10.800 millones.