Washington, 19 dic (EFE).- La fiscalía general del Distrito de Columbia, en Washington, demandó hoy a Facebook por el escándalo de Cambridge Analytica, la consultora que ofrecía datos de esta plataforma para influir en procesos electorales, según el diario The Washington Post.

Este miércoles el fiscal general del Distrito de Columbia, Karl Racine, ha presentado una demanda contra la compañía fundada por Mark Zuckerberg, la primera vez que el gobierno estadounidense busca castigar y penalizar en los tribunales los excesos del gigante tecnológico.

El caso, que culmina una investigación de meses en la que han participado varias agencias gubernamentales, está por ahora centrado en el escándalo de Cambridge Analytica, la compañía de asesoría política involucrada en la campaña de las elecciones presidenciales de 2016 y a la que la red social permitió el acceso a datos de decenas de millones de usuarios recopilados sin el consentimiento de estos.

La demanda podría, no obstante, enmendarse en el futuro para incluir otras potenciales ilegalidades cometidas por la red social, que se encuentra bajo creciente presión por investigaciones periodísticas y legislativas tanto en EEUU como en Europa. Sus excesos han vuelto a quedar de manifiesto precisamente con una nueva investigación de ‘The New York Times’, que el martes reveló que Facebook dio a más de 150 compañías mucho más acceso de lo que ha reconocido públicamente a la información y datos de sus 2.200 millones de usuarios.

Mark Zuckerberg. . El fundador de Facebook .REUTERS/Aaron P. Bernstein

Permitió por ejemplo que Netflix y Spotify pudieran leer, escribir y borrar mensajes privados de los usuarios. También que Amazon obtuviera nombres e información de contacto a través de amigos, aunque públicamente Facebook había declarado que había acabado con esa práctica años atrás.

Riesgo de manipulación

“Facebook fracasó en la protección de la privacidad de sus usuarios y les engañó sobre quién tenía acceso a sus datos y cómo se usaban”, ha declarado Racine en un comunicado, en el que ha explicado que buscará compensaciones económicas y un mandato para que la red social desarrolle protocolos y salvaguardas .

“Facebook pone a los usuarios en riesgo de manipulación al permitir a compañías como Cambridge Analytica y otras aplicaciones de terceras partes recolectar datos personales sin permiso de los usuarios”, ha dicho también Racine, que ha resumido su objetivo: “en la compañía claramente necesitan producirse cambios”.

La demanda también recuerda que Facebook tardó más de dos años en informar a sus usuarios de que Cambridge Analytica compró los datos recolectados de manera inapropiada. Un portavoz de la compañía ha declarado a MSNBC que están “revisando la demanda”.