BUENOS AIRES, 1 dic (Reuters) – La Justicia argentina ordenó el martes allanamientos en propiedades de la psiquiatra que atendía a Diego Maradona, a quien investigan junto al médico personal del ícono del fútbol por supuesta “negligencia” en la muerte del difunto astro, dijeron a Reuters dos fuentes de la fiscalía.

Los fiscales que actúan en la causa, con orden del juez de garantías Orlando Díaz, realizaron requisas en la casa y el consultorio privado de la psiquiatra Agustina Cosachov en Buenos Aires, al igual que lo hicieron el domingo con las propiedades del médico personal del exfutbolista, Leopoldo Luque.

“Son medidas de rutina cuando se investigan causales de muerte de un paciente”, dijo el abogado de la psiquiatra, Vadim Mischanchuk, a la televisión local. “Lo que se está buscando es historia clínica en teléfonos y computadoras”, añadió.

Cosachov se encuentra imputada en la investigación por una posible “mala praxis”, según su abogado.

Las dos fuentes indicaron a Reuters que los médicos “son los principales apuntados por la fiscalía” por la muerte de Maradona ocurrida el miércoles por un paro cardíaco.

La averiguación de las causas de la muerte -y si podría haberse evitado-, con un posible homicidio culposo y negligencia médica, son las principales aristas de la investigación, detalló una de las fuentes del caso. Y añadió que “no se hicieron las cosas bien” en la atención médica.

El abogado de una de las enfermeras que cuidaban a Maradona, Rodolfo Baqué, tras presentarse en la fiscalía dijo que en la casa en la que el astro realizaba la recuperación de una operación de la cabeza y un tratamiento por sus adicciones, “no había las medidas mínimas para cuidar a un paciente”.

“El corazón falló porque Maradona no fue contenido”, dijo Baqué a periodistas. “Los culpables, por lo que pude ver, son los médicos tratantes, Luque y la psiquiatra”, apuntó el abogado.

Luque pidió en el Juzgado número 2 de San Isidro la eximición de prisión, dijo su abogada a la prensa local.

Maradona, considerado uno de los mejores futbolistas de la historia, tenía 60 años cuando el miércoles pasado fue hallado sin vida en su casa de los suburbios de Buenos Aires, en una noticia que sacudió al mundo del deporte.

El campeón del mundo con la selección argentina en el Mundial de 1986 arrastraba diversos problemas de salud y semanas atrás se le había practicado una cirugía craneal.