Jeffrey Epstein, el financista estadounidense que enfrentaba cargos federales por tráfico sexual, murió el sábado en un aparente suicidio en su celda y una fuente dijo que no estaba bajo supervisión para evitar que se quitara la vida.

Epstein, de 66 años, fue hallado inconsciente en su celda del Centro Correccional Metropolitano de Manhattan y transportado a un hospital local donde se dictaminó que estaba muerto, dijo en un comunicado la Oficina Federal de Prisiones, que opera la cárcel en el bajo Manhattan.

Epstein, que fue arrestado el 6 de julio, se declaró no culpable de los cargos de tráfico sexual que involucran a docenas de niñas menores de 14 años, desde al menos 2002 y hasta 2005.

El mes pasado, Epstein fue encontrado inconsciente en su celda con lesiones en el cuello, informaron los medios de comunicación, citando fuentes no identificadas.

Pese a ese episodio, Epstein fue quitado de la supervisión por riesgo de suicidio, una serie de procedimientos destinados a monitorear a los reclusos en riesgo de quitarse si vida, dijo a Reuters una fuente familiarizada con el tema. Estuvo bajo esa supervisión hasta el jueves, agregó.

El FBI abrió una investigación para determinar si aplicaron procedimientos correctos para garantizar su seguridad, según la fuente que no estaba autorizada a hablar oficialmente.

Epstein fue confinado al centro correccional mientras apelaba la negativa de un juez de distrito a permitirle vivir bajo vigilancia las 24 horas del día en su casa en el Upper East Side.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here