Caracas, 11 jun (EFE).- El expresidente del Gobierno de España, Felipe González, aseguró este jueves que el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, no aceptará que en el país suramericano se celebren unas elecciones “limpias” porque estas lo llevarían a la derrota.

“Maduro nunca va aceptar unas elecciones en las que pueda perder el poder”, dijo el político español durante su participación en el foro en línea “Hacia un nuevo relato democrático en América Latina”, organizado por el equipo del líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por casi 60 países.

González insistió en que Maduro no tiene legitimidad de origen ni de ejercicio y por tanto “no querrá ir a unas (elecciones) presidenciales”.

“Eso lo saben ya en las filas del partido chavista (…) ellos saben ya que con Maduro no van más que a la catástrofe, a la catástrofe de todo el pueblo de Venezuela”, prosiguió.

RESPALDO A GUAIDÓ

El expresidente dijo coincidir con la propuesta de Guaidó de crear una Gobierno que encabece la transición política, y en el que se debe “excluir la presencia de Maduro”.

Subrayó también la necesidad de “llamar la atención a la comunidad internacional” para que apoye “a los demócratas de Venezuela”, e instó a todas las fuerzas que se oponen al Gobierno chavista a mantener una “unidad de propósito” dentro del país.

En este sentido, González se mostró a favor de que los problemas de Venezuela sean resueltos por sus propios ciudadanos sin “intervenciones de fuerzas exteriores”.

CRÍTICAS A MADURO

“Maduro se sostiene sobre los sables y no crean que es sobre todos los sables”, expresó el político español en sus reiteradas críticas al mandatario venezolano, al que acusó de haber “llevado a Venezuela a convertirla en un Estado fallido”.

A su juicio, el Gobierno de Maduro es un “cascarón vacío” que ha destruido las libertades, el aparato productivo, las industrias, todos los servicios públicos y ha generado un “éxodo bíblico” con 5 millones de emigrantes en el último sexenio.

Según González, Maduro “está destruyendo día a día el futuro de Venezuela”, añadió.

LA CONSTITUCIÓN

González denunció que el chavismo, en el poder desde 1999, viola la Constitución venezolana “desde hace mucho tiempo” pero, matizó, “particularmente la vulnera desde las elecciones de diciembre de 2015”, cuando la oposición ganó la mayoría de los escaños de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento).

Desde entonces, explicó, el Gobierno puso en marcha “un proceso continuo de autogolpes” al quitarle las competencias al Legislativo, que a su juicio es “el único órgano democrático representativo de la voluntad popular libremente expresada” en el país caribeño.

“Desde el minuto uno (el chavismo) ha tratado de anular esa representación democrática”, sumó.

Aunque Guaidó es reconocido como presidente del Parlamento por la mayoría de diputados, el Tribunal Supremo de Justicia y el Ejecutivo reconocen al disidente opositor Luis Parra como líder del Legislativo.

(c) Agencia EFE