Después de Google, fue el turno de Facebook de desairar a la prensa en Francia al negarse también a remunerarla –como marca la ley– por los artículos compartidos por sus 2.400 millones de usuarios, aunque les deja entrever una nueva forma de cooperación.

La ley sobre derechos afines, promulgada en marzo a partir de una directiva europea, obliga a las grandes plataformas de internet como Google y Facebook -que captan la mayor parte de los ingresos publicitarios en línea- a pagar a los medios por utilizar sus contenidos.

Facebook reveló su posición contraria a los derechos afines al día siguiente de la entrada en vigor de esta legislación en Francia.

Al igual que Google rechazó pagar a la prensa francesa por los extractos de los artículos que aparecen en sus resultados de búsqueda y en su servicio de noticias, la posición de Facebook cae como una ducha fría para los editores de prensa.

La red social considera, en primer lugar, que no pagará a los editores cuando decidan publicar ellos mismos contenidos en su plataforma.

Facebook también se niega a remunerar los extractos de artículos, imágenes o vídeos producidos por editores de prensa y compartidos por los 2.400 millones de usuarios de la red social (varias decenas de millones de ellos de Francia).

Ahora da la opción a los editores: o autorizan explícitamente compartir los extractos gratuitamente o lo rechazan y, en ese caso, esos contenidos serán publicados en una forma degradada (sólo un enlace y un título).

– “Posición dominante” –

“Facebook rechaza, como Google, respetar el espíritu y la letra de la nueva ley sobre los derechos afines”, protestaron las principales organizaciones de la prensa escrita en Francia, como la Alianza de Prensa de Información General (APIG), el Sindicato de Editores de la Prensa Revista (SEPM) y la Federación Nacional de Prensa Especializada (FNPS).

Para sus miembros, el grupo de Mark Zuckerberg “prefiere, sin previo aviso, degradar la publicación de los artículos de prensa en lugar de entablar negociaciones leales sobre la remuneración de los derechos afines de los editores de prensa”.

“Debido a su posición dominante, la red social se permite, como Google, imponer a los editores de prensa y a los periodistas una norma unilateral en menosprecio de la ley votada democráticamente, de la soberanía nacional y europea”, agregó.

Los editores, que pondrán una denuncia contra Google, anunciarán en los próximos días cómo responderán al anuncio de Facebook, que tiene varios aspectos diferentes.

Cédric O, secretario de Estado francés encargado de lo digital, dijo el lunes en la radioemisora France Inter, que Facebook “no es un motor de búsqueda” y “no genera un tráfico tan importante” hacia los sitios de noticias.

La red social se dice dispuesta a extender a Francia su nuevo servicio “Facebook News”, que acaba de lanzar en Estados Unidos, a través del cual remunerará a determinados medios de comunicación.

Jesper Doub, director de las asociaciones de medios de Facebook en Europa, Oriente Medio y África, aseguró en un artículo de blog que había iniciado “discusiones” en este sentido con editores de prensa franceses.

Una propuesta que parece no satisfacer a la prensa.

“Eso no tiene nada que ver con los derechos afines (…) Se siente que Facebook quiere discutir con nosotros, pero ahora hay una ley votada y primero es necesario respetarla”, dijo el lunes el director general de Le Figaro, Marc Feuillée.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here