El antiguo abogado personal Donald Trump, Michael Cohen, que cumple una condena de 3 años de prisión por delitos financieros, será liberado de una cárcel del estado de Nueva York como parte de las medidas que se están implementando en las prisiones de la región para evitar una propagación del coronavirus, informaron este viernes medios locales.

Según confirmaron al New York Times varios abogados de su defensa, Cohen, de 53 años, forma parte de un grupo de reos que estaban cumpliendo sentencia en unas instalaciones carcelarias de mínima seguridad en la localidad de Otisville, unos 120 kilómetros al norte de la ciudad de Nueva York, y que ahora pasarán a estar bajo arresto domiciliario.