La exembajadora de Estados Unidos en Ucrania llegó el viernes por la mañana al Congreso para testificar en la investigación con miras a una destitución del presidente Donald Trump.

La comparecencia de Marie Yovanovitch estaba en duda después de que la Casa Blanca anunció que no cooperaría con el proceso que conduce la Cámara de Representantes, dominada por los demócratas.

La diplomática finalmente llegó después de las 10h00 locales (14h00 GMT) al Congreso para ser escuchada por la Cámara.

Los congresistas quieren saber si Yovanovitch, quien era diplomática de carrera, fue sacada de su cargo porque se negó a cooperar con las supuestas presiones de Trump contra Ucrania para que abriera una investigación contra Joe Biden, el favorito demócrata para enfrentarse a Trump en las elecciones de 2020.

Yovanovitch fue llamada repentinamente a Washington en mayo.

Trump la había criticado durante su conversación telefónica el 25 de julio con su homólogo ucraniano Volodimir Zelenski, a quien había llamado en esa ocasión para buscar información comprometedora sobre su rival demócrata.

Esta llamada está en el centro de la investigación iniciada por los demócratas para tratar de construir un caso de juicio político contra el presidente estadounidense.

El Departamento de Estado no respondió esta semana a las preguntas de la AFP sobre si la diplomática también estaría sujeta a una prohibición de testificar y si se arriesgaba a sanciones si aceptaba dar su testimonio.

Trump entró en confrontación directa con el Congreso el martes, anunciando que se negará a cooperar en la investigación de un eventual proceso de destitución.

Sin embargo, el embajador estadounidense en la Unión Europea, Gordon Sondland, anunció el viernes, a través de sus abogados, que finalmente testificará ante el Congreso la próxima semana pese a la prohibición del Departamento de Estado, según anunció este viernes su abogado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here