LONDRES, 13 ago (Reuters) – La actriz británica Naomie Harris y el músico Brian Eno se unieron para producir un cortometraje que respalda los pedidos a la acción para detener el cambio climático, en apoyo a la campaña de desobediencia civil Extinction Rebellion.

Harris, quien interpreta a Eve Moneypenny en las películas de James Bond “Skyfall”, “Spectre” y la próxima “No Time To Die”, proporciona la voz para la animación, que también explora la amenaza representada por la acelerada pérdida de especies.

“Estoy orgullosa de poder prestar mi voz a este proyecto, que espero inspire a los espectadores a respaldar las ambiciones de Extinction Rebellion con mucha urgencia”, dijo Harris en un comunicado antes del lanzamiento del filme el jueves.

Llamada “Extinction Emergency, Why We Must Act Now”, el filme es el primero de dos animaciones respaldadas por estrellas de Hollywood para apoyar a Extinction Rebellion, que se originó en Gran Bretaña y movilizó a miles de voluntarios para ofrecerse pacíficamente para ser arrestados en protestas por el clima. El director fue la animadora israelí Miritte Ben Yitzchak.

La segunda película, llamada “Climate Crisis, and Why We Should Panic”, tiene la voz de la actriz Keira Knightley y aboga por una acción de emergencia sobre el calentamiento global.

Cientos de científicos y académicos han respaldado a Extinction Rebellion, diciendo que la desobediencia civil es la única opción que queda para obligar a los gobiernos a adoptar la escala de acción necesaria para evitar millones de muertes debido al cambio climático.

Los críticos dicen que las protestas disruptivas del movimiento, que cerró partes de Londres el año pasado, han agotado los recursos policiales y provocado inconvenientes innecesarios para las personas que se trasladan por la ciudad.

De todas maneras, el movimiento ha atraído a una serie de celebridades, entre ellas Eno, que compuso la banda de sonido de la película de animación.

En enero, la estrella de Hollywood Joaquin Phoenix interpretó a un médico que lucha por salvar la Tierra en una película de dos minutos para apoyar a Extinction Rebellion y Amazon Watch, con sede en San Francisco.