Después de despedir al boxeo con una lluvia de medallas para Cuba y entregar al surf las primeras de su historia panamericana, los Juegos de Lima-2019 verán este sábado el cierre del tiro deportivo y el inicio de las pruebas de vela.

Chispas a la madera

Este sábado, en el meridiano de los Juegos, el tiro deportivo tendrá sus últimos podios con la prueba masculina de skeet, la de pistola femenina a 25 metros y, en el cierre, los 10 m con rifle de aire mixta.

A la inversa, el viento empezará a impulsar las velas en la Bahía de Paracas, un escenario que se estrena en estos Panamericanos en el departamento de Ica, al sur de Lima. En esta puja, se espera que Brasil y Estados Unidos naveguen entre los líderes.

En la octava jornada de definiciones en esta cita deportiva el reparto de medallas seguirá en el velódromo de la Villa Deportiva Nacional de Lima (Videna).

Sobre la madera africana de la pista remodelada para la ocasión los equipos se medirán en persecución. También girarán en la pista por medallas los velocistas masculinos.

Las mujeres que vuelan sobre ruedas intentarán igualmente sacarle chispas al velódromo en el ómnium, para subir al podio al cabo de la jornada, que arrancará por la mañana.

Al frente, en la piscina de la Videna, habrá otra exhibición de calvados: las mujeres caerán al agua desde una plataforma a diez metros, mientras que los varones buscarán la perfección en saltos inscronizados desde el trampolín de tres metros.

El tenis abrirá su medallero en la tarde con las finales para parejas de dobles en ambos sexos y dobles mixto.

Hacia la 2.000

Al alcanzar el meridiano, Lima-2019 ratifica el acostumbrado dominio de Estados Unidos, que llegó a 41 medallas de oro este viernes y se encuentra a sólo 11 de la cifra simbólica de 2.000 preseas en la historia de estos Juegos, que se iniciaron en Buenos Aires en 1951.

Entre las cinco nuevas medallas de oro de la jornada pasada se colgó una esperada, de una de sus estrellas: la multimedallista olímpica Kim Rhode, en skeet femenino.

La cuenta dorada de la potencia más que duplicó a México y Canadá, que lo siguieron en una lucha codo a codo por la segunda posición. El medallero azteca acumuló 17 preseas amarillas a última hora del viernes, y el canadiense, tras una remontada durante el día, llegó a 16.

Cuba, que hasta el momento venía cabizbajo, recuperó el terreno cedido al sumar ocho medallas doradas entre jueves y viernes en el boxeo. La arremetida le dio un total de 14 oros que lo acercó a Brasil, el cuarto con quince.

Arlen López, en peso mediano; Andy Cruz, en la categoría de 64 kg; Osvel Caballero, en 56 kg; y Erislandy Savón en pesados, dieron a la isla una serie de victorias en una disciplina que le da tanta fama como el ron.

El mismo público asistió a la caída del favorito colombiano Yuberjen Marínez a manos del puertorriqueño Oscar Collazo en minimosca. Pero los cafeteros pudieron festejar por dos en el cuadrilátero femenino y uno en ciclismo.

Brasil no quiere dejar ir a los punteros. Su aporte más sonante el viernes fue el de Lena Guimaraes, de 38 años, que se quedó en la Playa de Punta Rocas con el primer oro del surf panamericano.

Y añadió otro sin precedentes en bádminton, con un oro de Ygor Coelho, que se impuso a la supremacía canadiense y se apropió del título individual masculino.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here