Los independentistas catalanes Oriol Junqueras, Carles Puigdemont y Antoni Comín no figuran en la lista de eurodiputados electos enviada por las autoridades españolas a la Eurocámara, lo que les imposibilitaría para asumir su escaño el próximo 2 de julio en Estrasburgo.

“Quien no está en la lista no es eurodiputado y, por tanto, no puede actuar como tal”, aseguraron a la AFP fuentes de la Eurocámara.

La lista de eurodiputados electos, publicada en la página web de la Eurocámara, contiene el nombre de aquellos que juraron la Constitución ante la Junta Electoral Central (JEC) española, un total de 50 de los 54 parlamentarios que le corresponden a España en el hemiciclo.

Pese a haber sido elegido en mayo eurodiputado por una coalición de izquierdas, el Tribunal Supremo español impidió a Junqueras, en prisión preventiva a la espera de sentencia por el fallido intento de secesión de 2017, acudir ante la JEC para jurar la Constitución española.

Puigdemont y Comín, residentes en Bélgica y sobre quienes pesa una orden de detención en España por los mismos hechos, tampoco se presentaron por su parte a la ceremonia de juramento celebrada en Madrid, a la que acudió en cambio su abogado, Gonzalo Boye.

El letrado intentó sin éxito presentar documentos indicando que ambos políticos, escogidos eurodiputados por la lista Libres por Europa, habían prestado juramento desde Bélgica y afirmó que cumplían con todos los requisitos para asumir sus escaños en la Eurocámara.

La autoridad electoral reclamó su presencia en el acto. En la misma situación se encuentra el canciller español, el socialista Josep Borrell, quien se encontraba el lunes en una reunión con su pares europeos en Luxemburgo y que prestará juramento en los próximos días.

“Naturalmente, no he podido recoger el acta hoy (…) pero todo eso está previsto y organizado con el conocimiento de las autoridades que tienen que tomar juramento de la Constitución”, aseguró en rueda de prensa en la capital del Gran Ducado tras la reunión.

Casi 80 eurodiputados -tanto salientes como electos para la próxima legislatura- urgieron en una carta a la mesa del Parlamento Europeo a “proteger los derechos políticos” de los independentistas catalanes elegidos, al estimar que existe “una violación” de los mismos.

Para uno de los firmantes, el eurodiputado belga Mark Demesmaeker, “es un precedente tan peligroso lo que está sucediendo ahora, que un Estado miembro pueda ignorar la ley europea, las normas europeas y ¿por qué? Porque la UE ha estado en silencio todo estos años”.

Los eurodiputados electos comunicados a la Eurocámara deben ahora firmar dos declaraciones, una sobre ausencia de incompatibilidad del cargo y otra sobre sus ingresos financieros, para completar el trámite y asumir su escaño a partir del próximo 2 de julio en Estrasburgo.

Puigdemont anunció la posibilidad este martes de iniciar acciones judiciales, “probablemente ante el Tribunal de Justicia de la UE”“Y esperamos estar en Estrasburgo el próximo mes”, agregó.