De eso puede dar fe Paulina Vega, la colombiana que se llevó la corona de Miss Universo en el 2014 y que cuenta con más de 4.3 millones de seguidores en su cuenta de Instagram.

Vega, de 25 años, confesó en sus redes sociales que desde niña ha sufrido de inseguridades por las numerosas críticas por su aspecto físico.

La colombiana Paulina Vega tiene más de 4.3 millones de seguidores en su Instagram. Instagram: @paulinavegadiep

“Mis piernas. Mis dientes. La asimetría de mis ojos. Estas son sólo algunas de las cosas que me gustaría aceptar (…) Cada vez que veo una de mis fotos, me siento como si estuviera viendo un personaje de caricaturas”, confesó la ex Miss Universo en un blog publicado en su página web.

Basta con leer sus posts en Instagram para encontrar decenas de críticas de sus seguidores: “Ya deja el Photoshop, estás más gorda y se te nota”, “Arréglate, no pareces una Miss Universo”, “eres muy dientona”, son solo algunos de los comentarios que recibe a diario.

Y las ha recibido toda su vida. En su escrito, Vega cuenta que cuando era pequeña la molestaban por su altura y los huesos de sus hombros; en la adolescencia le decían que hiciera dieta, y cuando empezó al reinado, que se operara.

“Gané el Miss Universo y los comentarios fueron que debía ser más reina, arreglarme más, mostrar más. Ahora en las campañas de modelaje me dicen que soy muy voluptuosa, muy caderona, que mis dientes son muy grandes y mucho más”, agregó.

Incluso, confiesa que no se siente una mujer sexi ni sensual. Dice que no se toma en serio ni los halagos ni las críticas que recibe.

“¿Qué nos queda por hacer entonces? ¡Reír! Me río de mí misma… con esos mismos dientes que la gente sugiere que debo corregir”, concluyó.

“Cada vez que veo una de mis fotos, me siento como si estuviera viendo un personaje de caricaturas”: Paulina Vega

“Me gustaría verme sexy, sensual y tierna… ¡pero no lo logro! O más bien, no es algo que me salga naturalmente”. Difícil imaginar que estas palabras vengan de una de las mujeres cuya belleza es incuestionable. Y más difícil aún es lograr que sean sinceras, que no se entiendan como una pose. “Gracias a Dios por los fotógrafos, estilistas y diseñadores quienes amablemente me recuerdan cómo debo posar. Si ellos no estuvieran ahí, siempre me vería tonta, chistosa o rara”.

En su página web publicó ´El encanto de la imperfección´, una columna de opinión en la que reconoce sus defectos y, de paso, los abraza. Aunque parece mentira, la segunda colombiana en ganar Miss Universo se siente insegura frente a las cámaras.

 “La sociedad nos lleva a pensar que todo debe ser completo, entero, total para que sea hermoso y perfecto. No estoy de acuerdo con esto. Con demasiada frecuencia, olvidamos que algunas de las cosas más bellas de la vida no son perfectas en lo absoluto. Son más bien asimétricas, desiguales, desproporcionadas. También se puede leer como: único, diferente, inusual. Si tuviera que resumir el concepto en una sola palabra sería: imperfecto”, escribió.

Paulina Vega 2018

Sin temor a caer en el lugar común de lo políticamente correcto, la presentadora y modelo se muestra real y cercana. Sus frases construyen un mensaje que vale la pena revivir: “cuánto más te sientas cómodo con quién eres, más pronto podrás aprender a dejar de luchar contra ti y podrás entonces transformar esa lucha en crecimiento. Esto te hará evolucionar, te ayudará a convertirte en quien realmente eres. Recuerda: Está bien tener defectos y cometer errores. Sé amable con los demás y contigo mismo”, finaliza.