BUENOS AIRES, 26 NOV.- Desde luto en Nápoles y despedida de los clubes más emblemáticos del planeta a un masivo velatorio en Buenos Aires: el mundo entero rinde homenaje este jueves a Diego Maradona, horas después de que la leyenda del fútbol falleciera en Buenos Aires.

Apilados en una fila interminable que serpentea la histórica Plaza de Mayo, en Buenos Aires, decenas de miles de hinchas avanzan a paso lento con la esperanza de ingresar a la Casa Rosada (sede de Gobierno) para el velatorio donde se encuentra el féretro cubierto con la bandera Argentina y las casacas de la Albiceleste y de Boca Juniors con el número ’10’.

El velatorio con máximos honores debía terminar a las 16H00 locales (19H00 GMT), pero el gobierno lo extendió hasta las 19H00 locales (22H00 GMT) de este jueves, debido a las miles de personas que aún esperaban para ingresar a la capilla ardiente instalada en la emblemática sede gubernamental.

En los alrededores, de la Plaza de Mayo, se registraron varios incidentes de hinchas amontonados que se negaban a abandonar el lugar. La policía reprimió con balas de goma, gases y camiones hidrantes a la multitud mientras un pequeño grupo los enfrentó con piedras y botellas.

La idea de la familia era que ‘Pibe de Oro’ fuera enterrado este mismo jueves en la tarde en el cementerio Jardín de Paz, en la periferia de Buenos Aires, donde se le prevé realizar un servicio religioso.

Pero una fuente allegada a la familia dijo a la AFP que probablemente el entierro “no será hoy, la idea es enterrarlo de día”.

Sus hijas Dalma, Giannina y Jana permanecen en la Casa Rosada, igual que su exesposa Claudia Villafañe, sus hermanas y otros miembros de la familia y amigos, aunque a resguardo de la prensa.

Durante la madrugada, la familia tuvo una despedida íntima.

“Diego es pueblo”

Con los puños en alto o la mano en el corazón, los fanáticos pasan frente a los restos del ídolo fallecido el miércoles a los 60 años por un paro cardíaco.

El inicio, poco después de las 06H00 locales (09H00 GMT) estuvo marcado por algunos forcejeos entre los hinchas que impacientes por entrar derribaron algunas vallas, luego de pasar una noche en vigilia.

“Él es un genio, él es pueblo, es nosotros, la vida, el amor”, señaló Andrés Quintero, un restaurador de 42 años que viajó dos horas desde la ciudad de Tigre para rendir tributo a Maradona.

Un enorme lazo negro atraviesa la entrada de la Casa Rosada que luce la bandera a media asta en señal del duelo nacional por tres días.

“No lo puedo creer, esto no está pasando, Diego no puede estar muerto”, clamaba un hombre visiblemente afectado al salir de la sede gubernamental. Entre sollozos se arrodilló y no pudo volver a ponerse en pie sin la ayuda de familiares.

“Fue el mejor del mundo, lo vamos a extrañar y nos rompió el alma con su partida”, dijo Diego Armando Cabral, un albañil de 29 años que fue bautizado en honor al futbolista.

Portando la camiseta del club Boca Juniors, se aprestaba a entrar “lleno de una emoción que no se puede explicar” para dar el último adiós a la leyenda deportiva.

Según el resultado preliminar de la autopsia, sufrió una “insuficiencia cardíaca aguda, en un paciente con una miocardiopatía dilatada, e insuficiencia cardíaca congestiva crónica que generó edema agudo de pulmón”.

Su abogado, Matías Morla, calificó de “criminal idiotez” la tardanza de las ambulancias en llegar a la vivienda del ídolo del fútbol y solicitó una investigación “hasta las últimas consecuencias”.

“Es inexplicable que durante 12 horas mi amigo no recibiera atención ni control por parte del personal de salud (…) La ambulancia tardó más de media hora en llegar lo que fue una criminal idiotez”, dice el abogado en un comunicado que difundió este jueves en redes sociales.

Conmoción mundial

Su muerte provocó una conmoción mundial con mensaje de pésame desde todas partes del mundo.

Con un peregrinaje silencioso y conmovedor delante de la curva B del estadio San Paolo de Nápoles, cientos de napolitanos despiden este jueves con altares improvisados y lágrimas a Diego Maradona, ídolo de una ciudad que se identifica con su extravagante y a la vez trágica vida.

“No nos esperábamos su muerte. Nosotros no escogimos a Maradona, fue él que escogió Nápoles”, confiesa emocionado Gino, de 48 años.

Desde el Barcelona, Real Madrid, Manchester United o Liverpool, entre otros tantos: todos los clubes más importantes del mundo se sumaron a la despedida.

Explosiones de aplausos, de cánticos y gritos se suceden a cada momento en Buenos Aires.

Una muchedumbre ve pasar la camioneta de la policía argentina que lleva el cuerpo de Diego Armando Maradona a la salida del lugar donde murió, el 25 de noviembre de 2020 en Benavides, provincia de Buenos Aires

En la cancha de Boca Juniors, los hinchas levantaron un santuario con imágenes del ídolo.

Deterioro físico

Maradona estaba convaleciente de una operación por un hematoma en la cabeza desde el 3 de noviembre. Su salud era muy delicada y atravesaba un nuevo síndrome de abstinencia.

Se lo había visto mal el día de su cumpleaños el 30 de octubre, cuando reapareció de su confinamiento por la pandemia en la cancha de Gimnasia y Esgrima, equipo que dirigía.

El fiscal John Broyard precisó que la muerte del astro del fútbol se produjo “a las 12 horas” del mediodía (15H00 GMT) del miércoles por causas naturales.

Explosiones de aplausos, de cánticos y gritos se suceden a cada momento en Buenos Aires.

En la cancha de Boca Juniors, los hinchas levantaron un santuario con imágenes del ídolo.

Deterioro físico

Maradona estaba convaleciente de una operación por un hematoma en la cabeza desde el 3 de noviembre. Su salud era muy delicada y atravesaba un nuevo síndrome de abstinencia.

Se lo había visto mal el día de su cumpleaños el 30 de octubre, cuando reapareció de su confinamiento por la pandemia en la cancha de Gimnasia y Esgrima, equipo que dirigía.

El fiscal John Broyard precisó que la muerte del astro del fútbol se produjo “a las 12 horas” del mediodía (15H00 GMT) del miércoles por causas naturales.

Tenía cinco hijos, dos de ellas, Dalma y Gianinna, con su exesposa Claudia Villafañe. Había malestar de la familia con el entorno que tenía en los últimos tiempos.

Sus otros hijos, que tuvo con otras tres mujeres, son Jana, Diego Junior y Diego Fernando.

Los excesos y las adicciones fueron el origen de las emergencias de salud que lo llevaron varias veces al borde de la muerte.

Hacía años que Maradona había superado la adicción a las drogas duras. Pero seguía consumiendo alcohol, medicado con tranquilizantes y ansiolíticos.

La fila interminable de personas nace en Avenida de Mayo y continúa por Carlos Pellegrini, en la ciudad de Buenos Aires
Al fondo, la familia de Diego Maradona. A la derecha, la fila interminable para una última ofrenda al Diez