El Salvador despliega 350 policías para detener ola de ataques

San Salvador, 18 ene (EFE).- La Policía Nacional Civil (PNC) de El Salvador ha desplegado en “lugares de mayor incidencia delictiva” a 350 agentes del cuerpo de seguridad para detener los ataques que han sufrido en las últimas horas, en las que cuatro agentes fueron asesinados, informó hoy el director de corporación, Howard Cotto.

El jefe de la PNC señaló, durante una conferencia de prensa, que “a esta hora se han desplegado a 350 elementos de la Unidad Táctica Especializada Policial, de la Unidad de Mantenimiento del Orden y de las 19 secciones tácticas operativas para parar esta situación”.

Entre la noche del jueves y la mañana de este viernes, cuatro agentes del cuerpo de seguridad del Estado fueron asesinados en diferentes zonas del país, con lo que ascienden a 8 los efectivos ultimados en lo que va de 2019.

Ante esta situación, Cotto pidió “a toda la población y los actores políticos de El Salvador que apoyen a la Policía y condenen la acción criminal cometida por pandilleros”.

“A los pandilleros los debemos repudiar y rechazar públicamente”, expresó el funcionario.

Por su parte, el titular del Ministerio de Justicia, Mauricio Ramírez Landaverde, manifestó que las autoridades de seguridad de la nación centroamericana “vamos a endurecer y a redoblar los esfuerzos para someter a los responsables” y para “incrementar las medidas de persecución penal y penitenciarias”.

Según Ramírez Landaverde, las pandillas, a quienes atribuyen los homicidios de policías, buscan “presionar a las instituciones del Estado para conseguir que se les otorguen beneficios penitenciarios y que se reduzca la persecución penal”.

“Vamos a parar esta situación (…) en ningún momento estamos considerando acceder a las pretensiones de estos grupos criminales”, agregó.

El Salvador registra en enero un alza en el número de asesinatos, algo que forma parte de una “acción deliberada” de la pandilla Mara Salvatrucha (MS13), de acuerdo con el director de la Policía.

En los primeros 15 días de 2019, el país sufrió un alza del 1,9 por ciento en el número de homicidios, situación que rompe con la tendencia a la baja que registraba desde julio de 2018.