A partir de ahora, el príncipe Enrique quiere que se refieran a él utilizando únicamente su nombre de pila, ‘Harry’, en sus apariciones públicas. Así se lo hizo saber a los organizadores de un evento celebrado en Edimburgo, Escocia, en el que participó este miércoles para promocionar su iniciativa Travalyst, que busca fomentar un turismo sostenible que beneficie a las comunidades locales ofreciendo a los viajeros alternativas respetuosas con el medio ambiente y que protejan la flora y fauna autóctona en los lugares más visitados del mundo.

Antes de que él subiera al escenario, la anfitriona de la jornada, Ayesha Hazarika, advirtió al público de que debían dirigirse al nieto de Isabel II como ‘Harry’ en la ronda de preguntas.

Su participación en esa cumbre ha sido su primer acto oficial en Reino Unido desde que se trasladara a Canadá con su esposa Meghan Markle tras anunciar su decisión de abandonar el núcleo duro de la familia real británica y renunciar a representar a la soberana. En consecuencia, la pareja ha decidido dejar de utilizar los títulos de Altezas Reales debido a que ya no son “miembros en activo” de la monarquía, a pesar de que en teoría podrían seguir haciéndolo.

Salta a la vista que los duques de Sussex quieren dejar de lado la rigidez el protocolo que empezaron a ignorar tras su boda en 2018 y fomentar un trato más informal.