Caracas, 2 sep (EFE).- El diputado opositor venezolano Stalin González, quien dialogó con el Gobierno de Nicolás Maduro para conseguir medidas de gracia para 110 personas, aseguró este miércoles que intentará negociar “las veces que sea oportuno” para evitar que “este conflicto escale y sea más doloroso” para los ciudadanos.

“Por mi parte intentaré las veces que sea necesario encontrar una solución a la crisis. La política se trata de ayudar a la gente. Si una negociación evita que este conflicto escale y sea más doloroso para los venezolanos, lo haré las veces que sea oportuno”, escribió González en Twitter.

El legislador fue vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) en 2019, cuando Juan Guaidó era el presidente, quien le envió entonces como su delegado para unas fugaces negociaciones con el Gobierno que no prosperaron.

MEDIACIÓN TURCA

Este mismo martes, el canciller turco Mevlüt Çavusoglu, que visitó Venezuela a mediados de agosto, publicó en su cuenta de Twitter que sigue “con satisfacción evolución del diálogo positivo entre el Gobierno y la oposición en Venezuela” que, según afirmó, también fue “debido a los esfuerzos de su país en coordinación con la Unión Europea (UE)”.

Al parecer, se reunió con González y con el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles, gracias a lo cual 50 reos fueron excarcelados y cesó la persecución judicial contra 60 más, todos ellos considerados “presos políticos” por la oposición y distintas organizaciones de derechos humanos.

En su mensaje de este miércoles, en el que no confirma abiertamente dicho diálogo, González sostiene que su “empeño es simplemente para devolverle a los venezolanos el derecho a elegir su futuro”.

“Esta es la única garantía para el cambio y la recuperación de nuestro país”, afirma.

Además, sostiene que el “modelo chavista fracasó” y “es urgente un cambio para reconstruir a Venezuela y transformarla en el país de oportunidades y progreso” que necesitan sus ciudadanos y tengan “calidad de vida”.

“El sufrimiento de los venezolanos no puede ser permanente por culpa de un régimen obsesionado por el poder”, concluye.

GUAIDÓ DESACREDITA LOS DIÁLOGOS

Este martes, el equipo de Guaidó desacreditó este un posible diálogo de Capriles y González, y añadió que “estas acciones se hicieron sin conocimiento ni autorización del Gobierno interino” y por tanto eran “a título personal”.

“Queremos ser categóricos: estas acciones se hicieron sin conocimiento ni autorización del Gobierno interino, la Asamblea Nacional, nuestros aliados internacionales, ni del acuerdo unitario alcanzado y anunciado por 27 organizaciones políticas que agrupan a las fuerzas democráticas. Por lo tanto, las desconocemos”, afirma el comunicado.

Minutos después, Capriles le respondió, sin mencionarle directamente, y mostró su satisfacción por “la libertad de 110 presos políticos”.

“Mi único interés es defender a los venezolanos y lograr la libertad de Venezuela. ¡No nos vamos a resignar, así como ningún venezolano lo hará hasta ver el cambio en el país!”, escribió en Twitter.

(c) Agencia EFE