El presidente de Nissan Motor -alianza entre Renault, Nissan y Mitsubishi Motors-, Carlos Ghosn, fue detenido este lunes en Tokio, informó la cadena de televisión pública NHK, investigado por presunta malversación por las autoridades japonesas.

Tras una investigación interna, el fabricante de automóviles busca destituir a su máximo directivo cuanto antes.

“La oficina del fiscal de Tokio arrestó a Ghosn bajo sospechas de violación de la Ley de Instrumentos Financieros y Cambiarios”, afirmó la NHK.

Según los medios japoneses, el presidente de Nissan, que también es consejero delegado de Renault, estaba declarando ante la fiscalía de Tokio por sospechas de haber ocultado ingresos al fisco.

Ghosn “declaró durante años ingresos inferiores al montante real”, indicó Nissan en un comunicado, según los resultados de la investigación.

Información de AFP