El proceso de inmigración estadounidense es complejo y agotador, y ahora, está a punto de volverse aún más difícil. Como parte de las continuas repercusiones de la álgida situación migratoria, la administración de Trump implementará una nueva política que tiene la autoridad de exigir que los solicitantes de visas para ingresar a los Estados Unidos deban proporcionar información sobre su uso de las redes sociales.

Según las declaraciones de un funcionario del Departamento de Estado a The Hill, la mayoría de las personas que soliciten una visa deberán incluir sus cuentas de redes sociales, junto con otra información personal. Esta información será requerida para cualquier tipo de visa, incluidos los visitantes temporales que solo quieren ingresar al país de vacaciones.

Aunque se dijo que las personas tendrán la opción de decir que no usan las redes sociales, el funcionario señaló que si un solicitante miente al respecto y se descubre que, en efecto, sí tiene cuentas en línea, podría enfrentar “graves consecuencias de inmigración” como resultado.

A medida que las redes sociales se convierten en un arma cada vez más peligrosa en manos de terroristas y otras personas radicalizadas, los agentes de la ley examinarán más de cerca la actividad en línea de aquellos que buscan ingresar a los Estados Unidos. Según un informe del Wall Street Journal, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) ahora examinará las redes sociales y todo lo que se publica como parte del proceso de solicitud de visa, antes de que ciertas personas puedan ingresar a la nación.

“Este es un paso crítico para establecer una mejor selección de los ciudadanos extranjeros que buscan ingresar a los Estados Unidos”, dijo el funcionario a The Hill. “Como hemos visto en todo el mundo en los últimos años, las redes sociales pueden ser un foro importante para opiniones y actividad terrorista. Esta será una herramienta vital para evitar que los terroristas, las personas que son una amenaza a la seguridad pública, y otras personas peligrosas, obtengan beneficios de inmigración y pongan pie en suelo estadounidense”.

Las redes sociales de los aplicantes se incorporarán en una revisión de verificación de antecedentes, y serán comparadas con listas de seguimiento generadas por el gobierno americano. En el futuro, también se requerirá que los solicitantes presenten información más extensa sobre su historial de viajes.