San Salvador, 17 sep (EFE).- El expresidente de El Salvador Mauricio Funes (2009-2014) supuestamente desvió y lavó 82 millones de dólares de la cooperación entregada por la Unión Europea (UE), por lo que el organismo bloqueó la ayuda al país centroamericano.

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, aseguró este martes durante una conferencia de prensa que Funes movió estos fondos a la partida de gastos reservados de la Presidencia, en la que se canalizan los fondos secretos de la inteligencia estatal y que no son auditados plenamente.

De acuerdo con la Fiscalía, dicha partida fue utilizada por Funes para malversar más de 351 millones de dólares del presupuesto estatal en un esquema de corrupción similar al utilizado por su antecesor, Elías Antonio Saca (2004-2009).

Saca paga actualmente 10 años de prisión por el desvío y lavado de más de 300 millones de dólares, delitos que confesó durante un juicio en agosto de 2018 para evitar una pena de hasta 30 años de cárcel.

Bukele señaló que conoció sobre el desvío de los fondos por información de la UE y apuntó que los 82 millones de dólares estaban destinados a programas para mujeres y entrega de ayudas a comunidades pobres.

Apuntó que esto llevó a la UE bloquear los fondos para El Salvador, pero el bloque comunitario decidió “dar la oportunidad al nuevo Gobierno” a cambio de reformar el sistema de control de los fondos de la cooperación.

“Nos comprometimos a transparentar los fondos” mediante un convenio para que “los fondos de cooperación internacional no se trasladaran a la partida secreta”, apuntó el jefe de Estado.

Efe consultó con un representante de la oficina de comunicaciones de la UE en El Salvador sobre el estado de la cooperación y señaló que ya “no hay bloqueo”.

Según Bukele, de la derechista Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), Funes movió 200.000 dólares diarios en la referida partida durante sus cinco años de gestión.

Funes, nacionalizado nicaragüense en julio pasado, también es procesado por el supuesto pago de sobornos al ex fiscal general Luis Martínez para evitar investigaciones, malversar fondos de la construcción de una represa, revelar un documento secreto del Gobierno de Estados Unidos y evasión de impuestos.

Desterrar la corrupción de la administración pública se convirtió en un punto de honor en la agenda de Bukele durante la campaña electoral, en la que criticó constantemente a los partidos de sus adversarios por su supuesta relación con casos de malversación de fondos públicos.

No obstante, el medio local Factum publicó recientemente que Bukele supuestamente recibió 1,9 millones de dólares cuando era alcalde de la pequeña localidad de Nuevo Cuscatlán que provenían de la empresa ALBA Pretroleos de El Salvador.

Esta empresa fue formada en 2006 por la estatal Petróleos de Venezuela, S.A. (Pdvsa) y alcaldías del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), y es investigada por la Fiscalía por supuesto lavado de dinero.

El mandatario, sin admitir o negar que recibió los fondos, señaló el pasado 12 de septiembre al ser preguntado por periodista que en esa época “no era mala palabra hacer negocios con ALBA Petróleos”.

“Yo no hice negocios con ALBA Petróleos, yo hice negocios con una empresa que hizo negocios con ALBA Petróleos”, apuntó el mandatario.

(c) Agencia EFE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here