Asunción, 7 ago (EFE).- El exmandatario de Paraguay Nicanor Duarte (2003-2008) expresó este miércoles su “fe en el Gobierno” y su “apoyo a un presidente (Mario Abdo Benítez) que llegó democráticamente” frente a “grupos egoístas”, en medio de la crisis y peticiones de juicio político.

Duarte pronunció esas palabras en un acto en el Palacio de Gobierno, presidido por Abdo Benítez, quien comienza a reaparecer en público tras las críticas por la firma de un acuerdo de energía con Brasil que, en opinión de la oposición, resultaba lesiva por los intereses de Paraguay.

Duarte, también del conservador Partido Colorado y ahora director del lado paraguayo de la represa de Yacyretá, compartida con Argentina, defendió la actuación de Abdo Benítez y arremetió contra las iniciativas de juicio político que tramita la oposición.

“Hoy tenemos que apostar a la democracia, a la libertad. No al asalto al poder, no a la manipulación de las masas, tergiversando los hechos para alzarse con el control del Estado por los atajos de la inmoralidad, del egoísmo, de la codicia, apuntó Duarte.

El Partido Liberal, el mayor de la oposición, pide además juicio político para el su vicepresidente, Hugo Velázquez, y para el ministro de Hacienda, Benigno López.

A juicio de Duarte, Paraguay atraviesa una situación de “desmesura política” provocada por formaciones con “ambiciones muchas veces desorbitadas”, y recordó que en democracia el poder se gana en las urnas y no “por los caminos tramposos”.

“La democracia está atravesada constantemente por antagonismos fuertes, por intereses mezquinos que se cruzan y se enfrentan. Pero ese signo propio de la democracia no autoriza ni puede valorar la irracionalidad ni las interpretación extorsiva para provocar hechos políticos que, finalmente, responden a posiciones sectarias, a demandas desaforadas de poder”, dijo el expresidente.

El mensaje de Duarte se suma al apoyo que el Partido Colorado ha consensuado en torno a Abdo Benítez para evitar que el juicio político propuesto por la oposición siga adelante.

Las críticas al presidente han logrado que la formación conservadora uniera a sus dos movimientos internos, Honor Colorado, del expresidente Horacio Cartes (2013-2018), y Colorado Añetete, de Abdo Benítez, enfrentados desde las elecciones partidarias de diciembre de 2017.

Honor Colorado se manifestó en un primer momento favorable al juicio político, pero cambió su parecer tras conocerse la anulación del acta de compra de energía con Brasil.

El acuerdo energético con Brasil desencadenó una crisis en el Gobierno de Abdo Benítez, con dimisiones como las del entonces canciller, Luis Alberto Castiglioni.

El acta establecía un cronograma de compra de energía a la represa de Itaipú, compartida por Paraguay y Brasil, que la oposición tachó de “secreta” y “entreguista”.

(c) Agencia EFE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here