La Habana, 30 abr (EFE).- El Ejército de Liberación Nacional (ELN) rechazó este jueves el ofrecimiento del Gobierno colombiano de que los grupos armados organizados se sometan a la Justicia al considerarlo solo aplicable a “grupos de delincuencia común” pero no a una organización guerrillera de sus características.

El jefe negociador del ELN, Israel Ramírez Pineda, alias “Pablo Beltrán”, descartó en declaraciones a Efe en La Habana que su organización pueda aceptar esa oferta porque “ese no es el formato como se han negociado las negociaciones de paz con la guerrilla en Colombia”.

El Gobierno de Iván Duque ofreció el pasado martes a grupos armados organizados, como el ELN y las disidencias de las FARC, la posibilidad de someterse a la Justicia, siempre y cuando demuestren voluntad real de reincorporación a la vida en sociedad.

Beltrán, quien permanece en Cuba con el resto de la delegación negociadora del ELN desde que en 2018 se paralizaron las conversaciones de paz con el Ejecutivo colombiano, señaló respecto a la propuesta oficial que “en Colombia la elite gobernante lleva varias décadas haciendo eso, eso es tradición” en el país.

SOMETIMIENTO VERSUS NEGOCIACIONES

Mencionó como ejemplo que en los años 90 “los grupos mafiosos dedicados al trafico de esmeraldas hicieron pacto de ese tipo, de sometimiento” y en 2005 “los grupos narcoparamilitares también hicieron otro acto de sometimiento”.

“Lo que pasa es que para el caso nuestro, al ser una organización política militar rebelde alzada en armas lo que traemos con los distintos gobiernos son negociaciones de paz que tienen como fin poner fin al conflicto armado y acordar transformaciones que necesita Colombia”, sostuvo.

Por ello, defendió que se trata de “un trato distinto al del sometimiento a la Justicia”, tradicionalmente aplicado en su país “para grupos de delincuencia común”.

El líder del ELN también negó que los veinte integrantes de la guerrilla que se entregaron a las autoridades en el departamento del Cauca (suroeste) para iniciar un proceso de desmovilización con el Gobierno lo hicieran voluntariamente, tal y como aseguró ayer miércoles el presidente colombiano, Iván Duque.

“EVENTO DE PUBLICIDAD”

“Ha sido una situación muy lamentable porque en este momento de cese (al fuego unilateral) que estábamos nosotros, el Ejército del Gobierno ha atacado campamentos nuestros, han muerto compañeros, han detenido a compañeros en el departamento del Cauca y ahora a parte de los detenidos los están presentando como que se hubieran rendido o acogido a esas leyes”.

Según “Pablo Beltrán”, “lo que no cuentan es que aprovechando que estábamos en cese hicieron ataques y en vez de acatar el alto al fuego que ha pedido la comunidad internacional mantienen todas las operaciones ofensivas contra nosotros”.

“Lo tratan de convertir en un evento de publicidad diciendo que hay un grupo nuestro que se ha acogido a las leyes de sometimiento. Es más bien una presentación de unos ataques que nos han hecho”, arguyó.

Iván Duque anunció esta semana que una veintena de miembros del ELN se entregaron a las autoridades colombianas en la zona rural de El Tambo tras una operación continuada en la que se produjeron varios combates con las unidades militares.

El Alto Comisionado para la Paz del Ejecutivo colombiano, Miguel Ceballos, tenía previsto reunirse en esta jornada con los veinte desmovilizados en Popayán, capital del Cauca.

Los diálogos de paz con el ELN, que comenzaron en febrero de 2017, están paralizados desde agosto de 2018 cuando concluyó en La Habana la quinta ronda de negociaciones, sin resultados concretos.

(c) Agencia EFE