Asunción, 23 jul (EFE).- La Cámara de Senadores de Paraguay acordó este martes la suspensión por 60 días y sin goce de sueldo de los legisladores Enrique Riera, del gobernante Partido Colorado, y Paraguayo Cubas, del minoritario Cruzada Nacional, como sanción al enfrentamiento que mantuvieron en la sesión del pasado 18 de julio.

Cubas, que es la segunda vez que es sancionado, fue el único de los dos que acudió hoy a la sesión extraordinaria en la que se trató la suspensión.

Riera había previamente enviado una nota a sus colegas en la que pedía perdón y solicitaba que se le aplicara esa medida por su “inconducta”.

Ello tras la última sesión del jueves, en la que embistió y dio varios puñetazos a Cubas, que antes le había acusado de aceptar sobornos.

A lo largo de más de dos horas, la mayoría de los senadores insistieron en las continuas provocaciones verbales de Cubas y en su retórica incitadora, y no faltaron tampoco manifestaciones de hartazgo por el comportamiento del representante de Cruzada Nacional.

Entre las pocas voces a su favor estuvo la de la senadora Desirée Masi, del Partido Democrático Progresista (PDP), quien se refirió a los ataques y amenazas verbales que han recibido los legisladores a lo largo de su carrera sin que ello supusiera una suspensión para quienes los proferían.

Masi también insistió en que el castigo no debería ser el mismo para Cubas que para Riera, ya que el primero se quedó solo en las palabras y el segundo pasó a las manos.

“No es igual una agresión verbal que una agresión física”, apuntó la senadora.

El expresidente del Senado, el oficialista Silvio Ovelar, recurrió a la historia de Roma para arremeter contra Cubas y relató ante sus colegas la historia de Cayo Marcio Coriolano, un militar romano del siglo V a.C. que se volvió contra el pueblo que lo había aupado hasta el poder.

Ovelar aplicó el símil a Cubas, que se defendió diciendo que él no cargaba contra “los plebeyos” sino contra “los patricios”.

En su defensa, Cubas proyectó varios vídeos de ataques verbales de Riera hacia él y también otro con la agresión de la última sesión del Senado.

Aprobada la sanción de Cubas, los senadores trataron la de Riera en cuestión de minutos, al no estar el aludido en la sala.

A comienzos de abril, la Cámara Alta aprobó una sanción a Cubas, también por 60 días sin sueldo, por calificar como “ladrón” e “insecto” a Ovelar, siendo este presidente del Senado.

(c) Agencia EFE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here