NUEVA YORK.- Los aspirantes a la candidatura presidencial demócrata vuelven a debatir hoy en Carolina del Sur a cuatro días de un voto crucial en ese estado, que le dará a Joe Biden una última oportunidad de detener el impulso victorioso del senador Bernie Sanders.

Hasta ahora Sanders es el gran vencedor de las primarias tras haber obtenido el sábado el 48,6% de los votos en Nevada, superando ampliamente al exvicepresidente Biden (23%).

Pero con el avance de Sanders queda patente la división del Partido Demócrata entre los seguidores del senador que se autoproclama “socialista” y los partidarios de un discurso más atrayente para los electores conservadores.

Sanders, de 78 años, estará en el punto de mira de sus rivales moderados, quienes seguramente lo volverán a atacar por su programa, que tildan de radical, sus difusas ideas para financiar la asistencia médica universal o sus recientes comentarios sobre Fidel Castro.

En una entrevista anteanoche con el programa 60 Minutes de la cadena CBS News, el anfitrión Anderson Cooper le pidió al senador Sanders que explicara sus comentarios de 1985, en los que llamó al líder nicaragüense Daniel Ortega un “tipo muy impresionante” y elogió algunos de los programas sociales implementados por Castro.

El precandidato demócrata respondió que condenaba la “naturaleza autoritaria” del gobierno de la isla, pero señaló que “es injusto decir que todo está mal de Cuba”.

También elogió el “programa masivo de alfabetización” lanzado por el padre de la revolución cubana.

Las críticas

Sus rivales aprovecharon la ocasión para criticarlo. Biden censuró esa “admiración” de Sanders por elementos del régimen cubano, y el multimillonario Michael Bloomberg mencionó la “sombría herencia” de Castro.

El comentario del neoyorquino generó malestar principalmente entre los demócratas de Florida, donde la comunidad cubana exiliada tiene un gran peso.

Pero Sanders, que cuenta con un ejército de fieles militantes, ha destacado como un gran tribuno desde el comienzo de la campaña.

Agencias AFP y ANSA