Sevilla, 19 jun (EFE).- El Barcelona fue el dominador en la primera parte del encuentro que disputa este viernes ante el Sevilla en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, de la trigésima jornada de LaLiga Santander, pero no encontró puerta, por lo que se llegó al descanso con el empate inicia a cero.

La primera media hora fue totalmente del conjunto de Quique Setién, aunque sin tenerlo claro ante la meta rival, mientras que el Sevilla, tras la pausa por la hidratación de la media hora, se recuperó y acabó el primer período más entonado.

Luis Suárez probó muy pronto, pero su remate no creó problemas al meta checo Tomas Vaclík, aunque el conjunto visitante ganó siempre el pulso en el centro del campo y fue el controlador del juego ante un rival que tenía poco el balón en su poder.

Pese a ello, el central francés Jules Koudé, tras una jugada a balón parado, puso en aprietos al portero alemán Marc-André Ter Stegen con una pelota rasa que salió ajustada a un palo.

Esa fue una acción aislada de los locales, ya que el Barcelona atosigó siempre a su adversario y estuvo mucho más solvente ante el despiste de los sevillistas, entre los que Koundé volvió a ser protagonista, al despejar a córner con la cabeza un balón que se colaba tras un lanzamiento libre directo de Messi, aunque el Barcelona hizo poco más en ataque hasta el descanso.

(c) Agencia EFE