Washington, 25 jul (EFEUSA).- El Gobierno golpeó este jueves con sanciones a tres hijastros del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y al empresario colombiano Alex Saab, por supuestamente haber robado “cientos de millones de dólares” del programa de comida subsidiada conocido como Clap.

Un funcionario estadounidense adelantó a Efe las sanciones impuestas por el Departamento del Tesoro y que afectan en total a diez individuos y trece compañías ubicadas en diferentes partes del mundo, como EE.UU., Hong Kong, Emiratos Árabes Unidos, Turquía, México, Panamá y Colombia.

“Hoy estamos imponiendo sanciones para acabar con uno de los esquemas más despreciables que se han ejecutado contra el pueblo venezolano (…) No permitiremos que Maduro se beneficie de una hambruna forzada”, manifestó el citado funcionario, que habló con Efe bajo condición de anonimato.

Los hijastros de Maduro que fueron sancionados son Walter, Yosser y Yoswal Flores, conocidos como “Los Chamos” e hijos de Cilia Flores, esposa del mandatario.

Como consecuencia de las sanciones, los amonestados verán congelados todos los bienes que puedan tener en el país y se les prohibirá hacer transacciones financieras con cualquier ciudadano estadounidense; lo que en la práctica les dificultará el acceso al sistema financiero internacional, basado en el dólar.

El Gobierno sitúa a la cabeza del “esquema de corrupción” a Saab, que presuntamente pagó sobornos a los hijastros de Maduro para que ellos le pusieran en contacto con el propio mandatario y con el vicepresidente económico y ministro de Industrias, Tareck el Aissami, sancionado en febrero de 2017 por supuesto narcotráfico.

De esa forma, Saab obtuvo contratos “sobrevalorados”, entre otros el del Clap, y comenzó a prestar servicios por una cifra de dinero que excedía con creces el valor real de sus prestaciones.

“Lo que hizo Saab es sobornar para ganar acceso y tomar control del programa Clap y procedió a lavar cientos de millones de dólares mediante empresas pantalla en todo el mundo”, dijo el funcionario.

Para obtener los contratos de comida, Saab supuestamente también sobornó al que fuera gobernador de Táchira (oeste de Venezuela), José Vielma Mora, y al actual gobernador de Aragua, Rodolfo Marco Torres, que ya fue sancionado en 2018 y que recibió las mordidas cuando era ministro de Alimentación (2016-2017), según la versión de Washington.

Vielma Mora fue sancionado este jueves por el Departamento del Tesoro, que también amonestó a la mano derecha de Saab, el colombiano Álvaro Enrique Pulido Vargas, y al hijo de este último, Emmanuel Enrique Rubio González.

Además, se impusieron restricciones económicas a dos hijos de Saab (Shadi Nain Saab Certain e Isham Ali Saab Certain); y a Mariana Andrea Staudinger Lemoine, la esposa de Yosser, uno de los hijastros de Maduro.

Según el Ejecutivo venezolano, el programa Clap, creado en 2016 y ligado a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, ayuda a más de seis millones de personas; pero la opositora Asamblea Nacional (AN, Parlamento) asegura que ese plan ha provocado millonarias pérdidas patrimoniales por sobrecostes y corrupción.

En 2018, el Gobierno de Venezuela comenzó a experimentar problemas de liquidez y, según Washington, “comenzó a usar su oro para pagar algunos de los contratos, incluidos los de Clap”.

De esa forma, Saab presuntamente comenzó a trabajar con el ministro de Economía y Finanzas, Simón Zerpa, (sancionado en 2017 por Washington) con el fin de convertir el oro en divisas extranjeras mediante su comercialización en Turquía, algo que supuestamente hicieron con la ayuda de El Aissami.

En mayo, en una entrevista con Efe, el enviado para Venezuela, Elliott Abrams, ya adelantó que Washington estaba barajando imponer sanciones a funcionarios venezolanos por “corrupción” relacionada con el programa Clap y, además, dijo que enfrentarían cargos criminales.

De momento, el Gobierno no ha anunciado ninguna investigación judicial contra los sancionados.

De acuerdo al funcionario que adelantó a Efe la noticia, Saab está “escondido” en Venezuela, aunque la Interpol ya ha emitido contra él una “circular azul”, destinada a localizarlo, identificarlo y obtener información sobre esa persona para una investigación criminal.

El Gobierno de Trump lidera una campaña para sacar a Maduro del poder desde que el jefe de la AN, Juan Guaidó, se declaró presidente interino de Venezuela, el pasado 23 de enero.

Desde entonces, Washington ha impuesto sanciones contra varios funcionarios venezolanos, incluido el hijo del presidente del país caribeño, Nicolás “Nicolasito” Ernesto Maduro Guerra, y también ha restringido el comercio de oro y las operaciones en EE.UU. de la empresa Petróleos de Venezuela (Pdvsa), principal fuente de divisas para Caracas.

(c) Agencia EFE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here