WASHINGTON DC, 22 JULIO (AP) — El gobierno de Estados Unidos firmó un contrato con Pfizer para la entrega de 100 millones de dosis de una vacuna contra el COVID-19 que está elaborando la farmacéutica, anunció el miércoles el secretario de Salud, Alex Azar.

Estados Unidos podría comprar otros 500 millones de dosis bajo el acuerdo, dijo Azar.

“Desde luego, éstas deberán ser seguras y eficaces” y contar con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés), dijo Azar en una entrevista con Fox News.

Adicionalmente, Pfizer Inc. y BioNTech SE anunciaron por separado su acuerdo con los departamentos de Salud y Defensa para una posible vacuna que las empresas desarrollan en forma conjunta.

El acuerdo es parte del programa de vacunas Operación Hipervelocidad del presidente Donald Trump bajo el cual se desarrollan simultáneamente varias vacunas contra el COVID-19. El programa apunta a entregar 300 millones de dosis de una vacuna eficaz para enero de 2021, según el departamento de Salud.

Bajo esta iniciativa, el gobierno acelerará el desarrollo y la compra de vacunas —antes de que se las considere seguras y eficaces— para que se puedan distribuir rápidamente una vez que la FDA apruebe o autorice su empleo en emergencias.

Pfizer y BioNTech dijeron que Estados Unidos pagará 1.950 millones de dólares al recibir las primeras 100 millones de dosis luego de la autorización o aprobación de la FDA.

Azar dijo que el contrato con Pfizer y BioNTech eleva a cinco el número de vacunas en potencia que están en desarrollo.

En su conferencia de prensa el martes, Trump dijo que “vienen las vacunas y vienen años antes de lo que se creía posible”.

Otros países también están acelerando el desarrollo de una vacuna contra el COVID-19, que ha matado a más de 617.000 personas en todo el mundo, de acuerdo con el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

Casi 4 millones de estadounidenses han contraído el coronavirus y al menos 142.000 han muerto, de acuerdo con las cifras recopiladas por Johns Hopkins.

Gran Bretaña anunció el lunes que había logrado el acceso a 90 millones de dosis de la vacuna experimental de Pfizer y otras farmacéuticas, una medida que según activistas agrava la tendencia de los países ricos a acaparar la vacuna.

En el mundo hay una veintena de vacunas en diversas etapas de ensayo con seres humanos y un puñado está llegando a la etapa en la que se busca demostrar su eficacia.