Bogotá, 8 ago (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos ratificó este jueves al de Colombia su apoyo para desmantelar a la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) que con su accionar afecta a los ciudadanos de los dos países.

Así lo aseguró el fiscal delegado del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Zachary Terwilliger, luego de reunirse en Bogotá con el presidente colombiano, Iván Duque.

“El ELN mantiene el control en el territorio e influencia en el tráfico de las drogas a través de una criminalidad y violencia despiadada que impacta a los ciudadanos de Colombia y los Estados Unidos. Por eso estamos comprometidos con su desmantelamiento”, señaló Terwilliger en una declaración a medios en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

El funcionario añadió que su visita no solo es para “reafirmar” la determinación del Gobierno que representa sino para “ir más allá en la lucha compartida contra el ELN”.

Por su lado, el jefe de Estado colombiano resaltó la consolidación de una alianza con ese organismo estadounidense para fortalecer la cooperación judicial contra las estructuras criminales del narcotráfico y el terrorismo en el país.

En ese sentido Duque destacó que la alianza con el Departamento de Justicia estadounidense permitirá “fortalecer la cooperación judicial para acelerar los procesos y buscar sanciones efectivas” contra los cabecillas de estructuras criminales del narcotráfico como el ELN, las disidencias de las FARC y el Clan del Golfo, entre otros.

“Creo que una visita tan importante de un grupo tan nutrido de fiscales de los Estados Unidos, que se caracterizan por su liderazgo en la lucha contra el narcotráfico y el crimen transnacional es la reafirmación de una alianza exitosa para derrotar a esas estructuras criminales”, destacó Duque.

Agregó que durante el encuentro con los fiscales también se abordaron temas sobre la manera como se va a compartir la información judicial y de inteligencia, que permita ser cada vez más efectivos en la lucha contra el crimen transnacional.

Asimismo, reconoció el “importante apoyo” que han dado las autoridades judiciales y el énfasis que le quiere dar el Departamento de Justicia estadounidense con la cooperación con Colombia al reconocer que el país andino “es el aliado más importante en la lucha contra el narcotráfico y el crimen transnacional en la región”.

El ELN inició en febrero de 2017 en Quito unas negociaciones de paz con el anterior Gobierno colombiano que en mayo de 2018 fueron trasladadas a La Habana donde la última ronda de diálogos concluyó sin avances a principios de agosto.

Los diálogos están en un punto muerto desde el atentado con coche bomba cometido por esa guerrilla el pasado 17 de enero contra una Escuela de Oficiales de la Policía en Bogotá, que dejó 22 cadetes muertos y 66 heridos.

El presidente Duque condicionó la continuidad de los diálogos de paz a que ese grupo deje de secuestrar y libere a las personas que tiene en su poder.

(c) Agencia EFE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here