El enviado de EE.UU. para Venezuela, Elliott Abrams, dijo este miércoles en una entrevista con Efe que su Gobierno prepara sanciones y cargos criminales contra funcionarios venezolanos por supuestamente lucrarse con el programa de comida subsidiada conocido como Clap.

“No tenemos una fecha anunciada sobre las sanciones y las acusaciones (judiciales) que vendrán. Pero este es un crimen real porque es lo que los venezolanos más pobres necesitan para sobrevivir. Ellos saben que este programa está corrupto, nosotros lo sabemos y estamos investigando los detalles. Y mucho más vendrá”, aseveró Abrams.