Dos policías resultaron heridos en un intervalo de menos de 12 horas en tiroteos en el barrio neoyorquino de El Bronx, unos sucesos que han despertado la preocupación de las autoridades, que han descrito los dos ataques como ‘intentos de asesinato’.

En una rueda de prensa este domingo, el director de la policía de Nueva York, Dermot F. Shea, explicó que los dos agentes fueron heridos por el mismo hombre, que ya ha sido detenido.

El sospechoso, cuyo nombre se desconoce, tiene ‘un largo historial de crímenes violentos’ y estaba en régimen de libertad condicional desde 2017 después de haber cumplido una década de prisión por otro intento de asesinato, indicó Shea, que calificó al presunto responsable de ‘cobarde’.

‘Dos veces en menos de 12 horas, los miembros del departamento de policía de la ciudad de Nueva York han sido específicamente atacados en un intento por asesinar a aquellos que trabajan tan duro noche y día para mantener a salvo a las personas de esta ciudad’, subrayó el jefe de policía.

El primer ataque ocurrió el sábado pasadas las 20.30 horas (01.30 GMT), cuando un individuo disparó en varias ocasiones contra un coche patrulla en el barrio neoyorquino de El Bronx.

Uno de los agentes del coche fue alcanzado por las balas y sufrió heridas en la barbilla y el cuello, cerca de la arteria carótida, que suministra sangre al cerebro.

El segundo incidente se produjo poco antes de las 8.00 hora local de este domingo (13.00 GMT), cuando un hombre irrumpió en una estación de policía de El Bronx, comenzó a disparar e hirió a otro agente en el brazo.

Justo después, el sospechoso fue detenido y, según las autoridades, todo indica a que es el responsable de ambos sucesos.

Los dos agentes heridos, cuyos nombres se desconocen, permanecen ingresados en el hospital Lincoln en El Bronx y están estables.

El incidente ha generado una gran atención política. El presidente de EE.UU., Donald Trump, lo usó para arremeter contra el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, y el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, ambos demócratas y muy críticos con las políticas del mandatario.

Trump, nacido en Nueva York, consideró que el ‘liderazgo débil’ de Cuomo y De Blasio ha puesto ‘bajo asalto’ a la ‘maravillosa’ policía municipal.

En parte, la repercusión de los ataques se debe a que, según reconoció el propio jefe de la policía de Nueva York, recuerdan a la muerte en diciembre de 2014 de Wenjian Liu y Rafael Ramos, que fueron asesinados a sangre fría en un tiroteo mientras estaban en el interior de su patrulla en el distrito de Brooklyn.

Su asesinato se produjo en el contexto de multitudinarias protestas en EE.UU. del movimiento ‘Black Lives Matter’ (‘Las vidas de los negros importan) contra la brutalidad policial.

El autor de ese asesinato tenía vínculos con organizaciones supremacistas negras y se suicidó tras matar a los agentes.