LOS ÁNGELES, 21 abr (Reuters) – Mientras los ambientalistas celebran el 50 aniversario del Día de la Tierra esta semana, un nuevo documental plantea una pregunta seria.

¿Qué pasa si los parque eólicos, los paneles solares y otros proyectos de energía verde no son suficientes para salvar el planeta y la humanidad simplemente no puede sostener la vida tal como la conocemos?

“Planet of the Humans”, producida por el cineasta ganador del Oscar Michael Moore y escrita y dirigida por Jeff Gibbs, hace preguntas difíciles sobre lo que considera el fracaso de los esfuerzos bien intencionados para detener el cambio climático.

“Parece que hemos estado perdiendo la batalla”, dijo Moore a Reuters. “Estamos en problemas muy, muy profundos”, agregó.

“Planet of the Humans”, que se estrenará el martes en YouTube youtu.be/Zk11vI-7czE de forma gratuita para el público, argumenta que el movimiento ambientalista dominante se ha vendido a intereses corporativos y que los componentes de la energía solar y de los autos eléctricos dependen muy fuertemente de la deforestación y de la electricidad generada a partir del carbón y el gas natural para producirlos.

“Lo que hemos estado llamando verde, energía renovable y civilización industrial son una y la misma cosa: medidas desesperadas no para salvar el planeta sino para salvar nuestra forma de vida”, dice Gibbs en la película.

Gibbs sugiere que un enfoque mejor sería que la gente tuviera menos hijos. “Crecimiento infinito en un planeta finito es suicidio”, afirma.

El proyecto de la película, que llevó varios años, incluye entrevistas con científicos, industriales y activistas ambientales, visitas a parques eólicos, instalaciones solares y plantas de biomasa y una mirada en profundidad a las empresas que colaboran e invierten en iniciativas de energía verde.

Moore dijo que él, como muchas personas, pensaba que los autos eléctricos eran una buena idea, “pero realmente no pensé de dónde venía la electricidad”.

“Asumí que los paneles solares durarían para siempre. No sabía qué implicaba su fabricación”, agregó Moore, refiriéndose a las materias primas, incluido el cuarzo, y los combustibles fósiles necesarios para fabricar los paneles.

Moore y Gibbs reconocieron que la película es sombría en algunas partes, pero dijeron que esperan que aliente el debate. Ambos participarán el miércoles a las 0200 GMT del jueves en un Q&A en vivo en YouTube, Facebook, Twitter e Instagram.

“El filme no tiene todas las respuestas, pero nos desafía a pensar de manera diferente”, dijo Gibbs.

Gibbs y Moore dijeron que el aislamiento obligatorio y la reducción drástica de los viajes aéreos por el coronavirus han mostrado cuán rápidamente el planeta se puede beneficiar de un cambio.

El estancamiento económico podría causar que las emisiones de dióxido de carbono caigan este año en su mayor cantidad desde la Segunda Guerra Mundial, dijo el presidente del Proyecto Global de Carbono a principios de mes.

“El hecho de que en cuestión de días los animales regresen y los cielos estén azules nos dice que no tenemos que construir un millón de millas cuadradas de paneles solares o comprar un trillón de autos eléctricos. Si simplemente disminuimos la velocidad y nos detenemos, podemos hacer una tremenda diferencia al instante”, dijo Gibbs.

“Pienso que esta es una buena oportunidad, este 50 aniversario (del Día de la Tierra), para pensar quiénes somos, en qué nos hemos convertido como movimiento ambiental y hacia dónde deberíamos ir”, agregó.