El presidente ultraderechista Jair Bolsonaro lanzó el jueves Alianza para Brasil, un nuevo partido conservador con las banderas del electorado evangélico, tras abandonar la formación con la que fue elegido hace un año.

“Si hubiera hecho esto antes [lanzar un nuevo partido], habríamos elegido 100 diputados y un senador por estado”, afirmó el mandatario en la ceremonia de lanzamiento de la nueva fuerza política, en un lujoso hotel de Brasilia.

Es el noveno partido de Bolsonaro, de 64 años, en sus tres décadas de vida política.

La formación que acababa de abandonar, el Partido Social Liberal (PSL), era insignificante antes de la afiliación del entonces diputado Bolsonaro en marzo de 2018.

Gracias a la ola ultraconservadora que llevó al poder al excapitán del Ejército, el PSL se hizo con 50 diputados (de un total de 513), lo cual le convirtió en la segunda fuerza de la fragmentada Cámara. También conquistó 4 escaños en el Senado, de un total de 81.

Un simpatizante del presidente Jair Bolsonaro exhibe una remera conel nombre del nuevo partido lanzado por el mandatario, el 20 de noviembre de 2019 en Brasilia
Un simpatizante del presidente Jair Bolsonaro exhibe una remera con el nombre del nuevo partido lanzado por el mandatario, el 20 de noviembre de 2019 en Brasilia© AFP EVARISTO SA

Los invitados al lanzamiento de la Alianza para Brasil fueron cuidadosamente seleccionados, en tanto que en el exterior del hotel se instaló una pantalla gigante, por la cual pudieron seguir la ceremonia unas decenas de simpatizantes de Bolsonaro, muchos de ellos vestidos con los colores verde y amarillo de la bandera brasileña.

La cuenta oficial del partido en Twitter, que tiene cerca de 150.000 seguidores, acompaña sus mensajes con las palabras clave “#Dios”“#Familia” o “#Patria”.

Alianza para Brasil destaca en su programa el “respeto a Dios y a la religión” y la “defensa de la vida, de la legítima defensa y de la familia”.

“La laicidad nunca ha significado ateísmo obligatorio”, afirma el programa leído por la abogada del partido, Karina Kufa.

“No habrá ningún progreso sin la defensa de la vida humana desde la concepción”, agregó Kufa, en un mensaje decididamente antiabortista.

El aborto está permitido en Brasil solo en casos de violación, riesgo para la vida de la madre o malformación grave del feto.

Cuando la abogada leyó un extracto del programa que dice que “la Alianza para Brasil repudia el socialismo y el comunismo”, los partidarios de Bolsonaro corearon “Nuestra bandera nunca será roja”, una cita icónica del mandatario durante su discurso de posesión, el pasado 1 de enero.

Bolsonaro, cuya popularidad ha caído en los sondeos en los últimos meses, será el presidente del nuevo partido y su hijo mayor, el senador Flávio Bolsonaro, el vicepresidente.

El PSL, debilitado por las tensiones internas, terminó explotando y Bolsonaro espera que una treintena de sus diputados se unan a él en el nuevo partido.

El PSL está bajo la mira de las autoridades desde que el periódico Folha de Sao Paulo reveló este año un esquema de desvío de recursos del fondo público electoral, a través de candidaturas de fachada -en su mayoría de mujeres- hacia otros fines.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here