Guatemala, 6 jul (EFE).- Los hermanos Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares, hijos del expresidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014), fueron detenidos este lunes en Guatemala por lavado de dinero y son solicitados para extradición a Estados Unidos, de acuerdo a fuentes oficiales.

Ambos hermanos pretendían salir de Guatemala con destino a Panamá en un vuelo humanitario cuando las autoridades los detuvieron, según dijo a la Agencia Efe el portavoz de la Policía Nacional Civil, Jorge Aguilar.

Aguilar explicó que los dos hermanos, de nacionalidad italiana y panameña, son acusados de “conspiración para cometer lavado de dinero implicando actividad específica según el código de los Estados Unidos”.

Las fuerzas de seguridad guatemaltecas trasladaron a los dos hermanos a la Torre de Tribunales, en el centro de la Ciudad de Guatemala, para su primera declaración e informarles el motivo de la detención.

Ricardo Martinelli Linares, de 40 años, y Luis, de 38, y quienes se encontraban en paradero desconocido desde hace aproximadamente doce meses, fueron arrestados en el aeropuerto internacional La Aurora, donde tomarían un vuelo de regreso a su país, precisó Aguilar.

Los hermanos habrían recibido sobornos por 55,8 millones de dólares de Odebrecht para agilizar pagos a la empresa, según las declaciones de André Rabello, quien dirigió por varios años las operaciones de la firma brasileña en Panamá, reveladas por la Fiscalía.

Ambos están implicados además en el escándalo “Blue Apple”, una trama similar a la de Odebretch pero con empresas panameñas.

El portavoz de la policía guatemalteca aseveró que la captura de los dos hijos de Martinelli se llevó a cabo tras identificarlos “a través de una unidad policial que se llama Centro Antipandillas Transnacionales, una unidad policial que tiene conexión centroamericana y con agencias internacionales”.

De acuerdo al Ministerio de Gobernación, los dos hermanos cuentan con “una orden de captura del juzgado de primera instancia penal pluripersonal de turno de Guatemala, del 3 de junio”, con una orden de extradición de Estados Unidos, firmada por la jueza Shirlly Johanna Maldonado Velásquez el 3 de julio.

Las autoridades de la misma cartera explicaron que “a estas personas se les venía realizando trabajo de vigilancia y seguimiento desde fecha 30 de junio del presente año, teniendo información clasificada que el día de hoy estarían saliendo del país”, supuestamente con rumbo a Panamá.

(c) Agencia EFE