El representante especial de Estados Unidos para la crisis en Venezuela dijo este jueves que corresponde al representante del líder opositor venezolano Juan Guaidó -reconocido por más de 50 países como presidente- decidir el momento de la salida de unos activistas que ocupan la embajada de Caracas en Washington.

“Este es un asunto que debería ser discutido entre el embajador (Carlos) Vecchio y las fuerzas de seguridad”, dijo Elliot Abrams en una rueda de prensa en Washington.

Abrams indicó que ese es un “territorio soberano venezolano” y dijo que los activistas, que ocupan desde hace dos semanas el edificio con la anuencia de los diplomáticos del gobierno de Nicolás Maduro, “tienen que irse”.

El edificio de cuatro plantas ubicado en el elegante barrio de Georgetown está cerrado al público, después de que la mayoría de los diplomáticos dejaran el país tras perder su estatuto, cuando Estados Unidos se convirtió en uno de los primeros países en reconocer a Guaidó.

Los últimos funcionarios que quedaban oficialmente como emisarios extranjeros, por ser representantes ante la Organización de Estados Americanos (OEA) ya abandonaron la instalación, dijo a la AFP una fuente reservada.

“No vamos a permitir esta violación de la ley”, afirmó Abrams que precisó que no va a discutir el “momento”.

Venezuela, sumida en una debacle económica sin precedentes en la historia reciente de la región, vive desde enero un pulso por el poder entre el jefe parlamentario Guaidó, reconocido como presidente interino por Estados Unidos y más de 50 países, y el mandatario Nicolás Maduro, aferrado al cargo con apoyo de los militares y de Rusia y China.

“Hay un embajador venezolano ante Estados Unidos y él les dijo que tenían que irse”, afirmó Abrams.

El plazo para que la delegación de Maduro abandonara el edificio expiraba este jueves pero los activistas aseguran que no se moverán de allí y convocaron una rueda de prensa a las 12H00 hora local.

Su objetivo, según la organización Code Pink, es evitar que “la oposición venezolana tome el edificio diplomático que pertenece al gobierno electo”, en referencia a Maduro.

Para ello organizaron “una vigilia las 24 horas, los siete días de la semana para proteger la embajada”, que se mantiene desde hace dos semanas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here