Leo Messi es uno de los mejores jugadores de la historia y sin duda es el mejor que se ha puesto la camiseta del Barcelona. El rosarino lleva toda su carrera deportiva ligado a la entidad catalana pero se ha desvelado que el Inter de Milán trató sin éxito de cerrar su fichaje en 2008.

En julio de 2020, nuevamente circuló el rumor de que Messi podría desembarcar en Inter. Radio Rai informó que Jorge Messi compró un departamento en Milán y surgieron las suspicacias. Sin embargo, una vez más, la versión fue desmentida por Gianluca Di Marzo, un referente en cuanto a transferencias en Italia. El verdadero motivo de la compra del inmueble estaría relacionado netamente a una cuestión fiscal.

El director deportivo del conjunto italiano en aquella época, Marco Branca, desveló que intentaron cerrar su fichaje en 2008 cuando Messi sólo tenía 21 años pero ya era titular en el Barcelona y estaba completamente asentado en el primer equipo desde hacía un par de temporadas.

“Sí, nos movimos en esa dirección, pero Leo no quería irse de Barcelona, estaba muy agradecido. El aspecto económico no siempre es lo primero. No todo es el dinero”, explió en una entrevista a TMW Radio.

Ese mismo verano, Messi no sólo dijo no al Inter, si no que ocurrieron dos de los hechos más relevantes de su carrera, ya que ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y empezó a trabajar con Pep Guardiola, un entrenador con el que lo acabó ganando todo en el Barça.

De hecho, el presidente del Getafe, Ángel Torres, también ha explicado que pudo contar con el argentino cedido en aquellos primeros años de profesional: “En el primer o segundo año de Messi lo tuvimos casi hecho para que viniera al Getafe cedido. Al final, Rijkaard no aceptó y nos quedamos con las ganas”.