TORONTO, 09 ENERO.- Public Health Ontario reportó 3,443 nuevos casos de infecciones de COVID-19, así como 40 muertes más y 2,915 nuevas recuperaciones el sábado.

Desde el inicio de la pandemia, se han identificado 211.837 casos de COVID-19 y 4.922 personas han muerto a causa de la enfermedad.

Ontario también ha realizado más de 72,900 pruebas en las últimas 24 horas, un récord de detección para la provincia.

En un tuit, la ministra de Salud, Christine Elliot, dijo que se habían administrado más de 103.260 dosis de la vacuna hasta las 8 p.m. del viernes.

La capacidad de los hospitales sigue bajo presión y la situación no mejora este sábado. La provincia tiene 1.457 hospitalizaciones en curso, incluidos 382 pacientes en cuidados intensivos y 244 ventiladores.

Algunos establecimientos están ahora obligados a transferir pacientes a otros. Esta es la peor situación que hemos conocido , dijo el viernes Doug Ford durante su rueda de prensa.

La contención también podría extenderse y podrían implementarse nuevas medidas extremas si el aumento de casos de COVID-19 no se ralentiza.

El primer ministro, sin embargo, no especificó qué medidas adicionales está considerando la provincia ni cuándo podrían implementarse.

Las nuevas proyecciones sobre la pandemia se presentarán la próxima semana.

El regreso a clases ya se pospuso hasta el 25 de enero para los estudiantes del sur de Ontario.