Río de Janeiro, 19 mar (EFE).- El acuerdo bilateral que prevé el libre comercio de automóviles entre Brasil y México, sin aranceles o cuotas de importación, comenzó a regir este martes, destacó el Gobierno brasileño en un comunicado.

El acuerdo permite la retomada de un intercambio que ya había sido liberado pero que fue alterado en 2015, y por un período, con la imposición de cuotas de importación para regular desajustes comerciales y económicos entre ambos países.

El fin del régimen de cuotas para la importación de vehículos ligeros y de piezas para automóviles entre ambos países estaba previsto desde 2015 pero tan sólo entró en vigor este año, mientras que la liberación total del intercambio de camiones y autobuses está prevista para 2020, según un comunicado conjunto de los ministerios de Economía y Relaciones Exteriores de Brasil.

Además de eliminar los aranceles y las cuotas de importación, el acuerdo también establece el fin a partir de este martes de las listas de excepciones, que establecían reglas de origen específicas para las autopiezas.

Igualmente entró en vigor un nuevo acuerdo de contenido regional para el comercio de automóviles y autopiezas entre los dos países.

La cuota de importación que regía hasta ahora era de 1.700 millones de dólares para cada país. Por encima de esa cuota, las importaciones de automóviles eran gravadas con aranceles.

Hasta este lunes, los vehículos importados por encima de las cuotas establecidas tenían que pagar un arancel del 35 % para ingresar a su destino.

Según las estadísticas del Ministerio de Economía, Brasil exportó el año pasado 595 millones de dólares en automóviles hacia México e importó desde ese país 1.070 millones de dólares.

Brasil, que en el primer bimestre de este año recibió 7.754 vehículos mexicanos, es el cuarto destino de las exportaciones automotores de México.

El libre comercio en el sector automotor entre las dos mayores economías de Latinoamérica está previsto en el llamado Acuerdo de Complementación Económica Número 55 (ACE-55), que ambos países firmaron en 2002 para regular su comercio automotor y la integración productiva.

“El retorno del libre comercio de automóviles entre Brasil y México es un paso importante para profundizar la relación comercial entre las dos mayores economías de América Latina”, destacó el comunicado del Gobierno brasileño.

La nota agrega que Brasil tiene un gran interés en ampliar el libre comercio con México a otras sectores, tanto industriales como agrícolas.

Para ello, explica, incluirá asuntos como medidas sanitarias y fitosanitarias, facilitación del comercio y barreras técnicas al comercio en las próximas negociaciones bilaterales.

“En el marco de una dinámica de apertura y de aprovechamiento del pleno potencial de las dos mayores economías de América Latina, el Gobierno brasileño pretende retomar las negociaciones, paralizadas desde 2017, para un acuerdo más amplio de libre comercio con México”, concluye el comunicado. EFE