Bogotá, 29 sep (EFE).- La misión de Colombia ante la OEA, en conjunto con las de Brasil, Estados Unidos y Venezuela, pidió una sesión extraordinaria del Consejo Permanente para analizar este martes la situación de las instituciones venezolanas y el informe de una Misión Internacional de la ONU sobre crímenes de lesa humanidad en ese país.

“Se analizará la situación de las precarias instituciones venezolanas de cara a las elecciones convocadas sin garantías democráticas, por el régimen ilegítimo”, aseguró la cancillería colombiana en un comunicado en el que hizo referencia a los comicios parlamentarios que se celebrarán el próximo 6 de diciembre.

La ministra de Relaciones Exteriores colombiana, Claudia Blum, explicó que su país impulsó la solicitud elevada al presidente del Consejo Permanente de la OEA “ante los graves hallazgos de la Misión de la ONU que informa sobre hechos que constituirían crímenes de lesa humanidad”.

La Misión Internacional Independiente de Determinación de Hechos en Venezuela denunció el pasado 23 de septiembre ante Naciones Unidas crímenes contra la humanidad cometidos por parte del Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien a su vez acusó a los investigadores de obedecer los dictados de EE.UU. y del Grupo de Lima.

La Misión Internacional a la que la ONU encargó investigar la situación de derechos humanos en Venezuela concluyó que Maduro y sus ministros del Interior y Defensa están involucrados en graves crímenes cometidos por las fuerzas de seguridad del país.

VIOLACIONES DE DERECHOS HUMANOS

Sobre esos resultados, la canciller colombiana dijo que “es urgente que el hemisferio aborde las graves violaciones de derechos humanos y los crímenes identificados por la Misión de la ONU”.

“La OEA debe denunciar a ese régimen y advertir sobre la gravedad de legitimar las elecciones fraudulentas impuestas por una dictadura cruel, señalada por sus ataques contra la población civil”, aseguró Blum.

A la sesión también fueron invitados los integrantes de la Misión Independiente de la ONU, expertos de centros de estudio sobre temas de electorales y democracia, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y el presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Joel Hernández.

Maduro rompió relaciones con Colombia el 23 de febrero de 2019 a raíz del fallido intento del jefe de la oposición, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de ese país por más de 50 naciones, de ingresar desde la ciudad colombiana de Cúcuta con una caravana de ayuda humanitaria.

Desde entonces no existe contacto entre los gobiernos de Maduro y del presidente colombiano, Iván Duque, quien la semana pasada defendió ante la ONU el multilateralismo para hacer frente a la crisis humanitaria de Venezuela de donde han emigrado más de cuatro millones de personas, de los cuales más de 1,7 millones se han establecido en Colombia.

(c) Agencia EFE