BOGOTÁ (AP) — La Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia ordenó el viernes a Uber suspender su servicio en el país luego de una demanda interpuesta por un grupo de taxistas que acusaban a esa plataforma de desleal.

Un comunicado de prensa señalaba la exigencia de que “de manera inmediata cese la utilización de contenidos, acceso y la prestación del servicio de transporte individual de pasajeros”.

Según la Superintendencia, Uber, como licenciatario de la aplicación, presta el servicio de transporte público individual de pasajeros al crear la oferta y poner a disposición de los usuarios dicho servicio. “Esto viola las normas que regulan el mercado, genera una ventaja significativa (en él)”.

La decisión debe acatarse de inmediato, aunque todavía existe un recurso de apelación que la empresa podría presentar ante la sala Civil del Tribunal Superior de Bogotá.

La SIC también ordenó a un grupo de empresas telefónicas colombianas suspender la transmisión de datos con la correspondiente aplicación en un periodo de 30 días.

Esta no es la primera vez que Colombia pone trabas a Uber: en 2016, la Superintendencia de Puertos y Transporte la sancionó por más de 142 mil dólares por violar las normas de transporte público y en otra ocasión por más mas 450 mil dólares.

Uber llego al país en 2013 y tiene cobertura en más de 11 ciudades.

Por el momento no se dio a conocer alguna respuesta de Uber.