VERONA, Italia (Reuters) – Richard Carapaz completó una carrera perfecta el domingo para reflejar su inmenso potencial y se convirtió en el primer ecuatoriano en dominar uno de los principales circuitos de ciclismo en el mundo al ganar el Giro de Italia.El ecuatoriano Richard Carapaz en un circuito de La Fouillouse a Saint-Etienne en Francia. FOTO DE ARCHIVO. Marzo 07, 2018

El ciclista de 26 años, del equipo Movistar, quedó primero en la general después de ganar en la etapa catorce y se mantuvo siempre en el primer puesto de la competencia con el “maillot rosado”, al lograr contener los avances de sus rivales en la senda montañosa de la última semana.

“Esto es lo más grande que me ha podido suceder en mi carrera deportiva”, dijo Carapaz a medios en Italia. “He sufrido desde que he salido hasta el ultimo momento, hasta el último adoquín que he pasado en la arena de Verona”, añadió.

El italiano Vicenzo Nibali, que buscaba quedarse con su tercer título del Giro, terminó segundo en la clasificación general, un minuto y cinco segundos por detrás, mientras que el eslovaco Primoz Roglic tomó el tercer lugar en el tramo del domingo, que ganó el estadounidense Chad Haga.

El compañero de equipo de Carapaz en Movistar, el español Mikel Landa, terminó en cuarto lugar y se perdió la fotografía final en el podio por ocho segundos, dos años después de sufrir una decepción similar en el Tour Francia, cuando se quedó fuera de los tres primeros por apenas un segundo.

Acostumbrado a los circuitos de montaña, Carapaz nació en Tulcan, situado unos 2.980 metros por sobre del nivel de mar, con lo que desarrolló una ventaja natural para el ciclismo de altura.

El sudamericano llamó la atención mediática el año pasado, cuando ganó una etapa del Giro de Italia y terminó cuarto en la general, quedando en espera para obtener su primer gran título.

Este año, se convirtió en campeón en la etapa 14 en Courmayeur.

“Traté hasta el final pero fue muy difícil porque Carapaz y Landa estuvieron muy sólidos”, declaró Nibali más tarde.

Cientos de eufóricos ecuatorianos con banderas y ataviados de camisetas rosas salieron a festejar el triunfo de Carapaz, un hecho inédito para la nación sudamericana.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here