Casi 500 vuelos han sido cancelados este domingo en uno de los días más transitados del año cuando una tormenta de nieve que avanzaba rápidamente seguía cayendo en gran parte de la región del centro norte de Estados Unidos en el último día del festivo del fin de semana del Día de Acción de Gracias.

El sitio de monitoreo de vuelos FlightAware reportó que 491 vuelos dirigidos de o hacia Estados Unidos habían sido cancelados a las 11 de la mañana del domingo, reseña El Nuevo Herald.

La tormenta de nieve afecta varios estados del país. Áreas como Chicago y Kansas City serán muy afectadas.

El Servicio Nacional de Meteorología emitió una alerta de tormenta de nieve en partes de Nebraska, Kansas, Missouri y Iowa. Otras partes de los valles centrales y la región de los Grandes Lagos están bajo alerta de nieve invernal.